Compartir

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos repudió a través de las redes sociales el atentado ejecutado contra el candidato presidencial brasileño de ultraderecha, Jair Bolsonaro.

EFE

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó el atentado contra el candidato ultraderechista a las elecciones presidenciales de Brasil Jair Bolsonaro, que este jueves fue apuñalado durante un evento de campaña en el estado de Minas Gerais.

“@CIDH condena ataque en #Brasil contra diputado federal y candidato a Presidente de la República Jair Bolsonaro y manifiesta su profunda preocupación con la violencia en contextos electorales”, afirmó el organismo en su cuenta de Twitter.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, también condenó el ataque.

“Condenamos enérgicamente el ataque contra el candidato de #Eleições2018 en #Brasil, Jair Bolsonaro, y le deseamos una pronta y plena recuperación. La violencia en la contienda electoral no tiene cabida en democracia. Los debates se dan con ideas NO con intimidación #OEAnoBrasil”, afirmó Almagro en Twitter.

Bolsonaro, que lidera los sondeos de los comicios que se celebrarán en octubre, anunció hoy en un mensaje en las redes sociales que se encuentra bien.

El político, al que una única cuchillada en el abdomen le provocó una grave hemorragia en una vena, tres heridas en el intestino delgado y una lesión en el colon, fue sometido ayer a una delicada operación en la ciudad de Juiz de Fora.

Fue transferido este viernes en un avión particular a Sao Paulo, en donde fue ingresado en el Albert Einstein, uno de los hospitales más prestigiosos de América Latina y en donde deberá permanecer ingresado entre una semana y diez días, según sus médicos.

La Policía detuvo a un hombre que confesó ser el autor del atentado y trabaja con la hipótesis de que el agresor actuó solo, sin motivaciones partidarias y que sufre posibles problemas psicológicos.

El ultraderechista es uno de los candidatos más polémicos en la actual disputa electoral debido a que es un defensor de la última dictadura militar en Brasil (1964-1985); ha generado diversas protestas por sus insistentes declaraciones machistas, racistas y homófobas, y enfrenta procesos judiciales por discriminación e incitación a la violación.

Fuente: NTN24