En las calles Pedro Moncayo y Portete, centro sur de Guayaquil, la Intendencia de Policía y el Municipio clausuraron un local clandestino donde más de 100 personas, incluyendo adultos mayores, jugaban bingo.

clausura de local
Créditos: El Universo

El comisario Byron Alcívar y un equipos de servidores policiales intervinieron el sitio, la tarde de este jueves 6 de agosto.

Allí, constataron que el establecimiento funcionaba sin respetar las medidas sanitarias dispuestas por el Comité de Operaciones de Emergencia (nacional), entre esas el uso de mascarillas y el distanciamiento físico.

“Es una irresponsabilidad. No está permitido esta clase de bingos, actividades (de juegos de azar), y sobre todo esta clase de aglomeración de personas. La bioseguridad no existió aquí”, dijo el comisario.

La Intendencia y la Dirección de Justicia y Vigilancia del Municipio colocaron dos sellos de clausura en el local. El administrador del sitio quedó retenida, se informó.

Ante el incremento de reuniones sociales, el Cabildo local y Policía intensifican operativos de control para evitar la propagación de los casos de COVID-19.

Quienes organicen fiestas o reuniones sociales en sus domicilios a partir de este viernes son sancionados con una multa de $400, dispuso el Concejo cantonal a través de una ordenanza.

Nota Original: El Universo – LINK