Compartir

La presidenta de la Asamblea Nacional, Elizabeth Cabezas, coincide con la propuesta del asambleísta Esteban Bernal de que es procedente diferir la audiencia en contra de la legisladora Sofía Espín Reyes, investigada por un supuesto delito de oferta para realizar tráfico de influencias.

Fotografía: El Telégrafo

Este miércoles llegó a la Asamblea Nacional el pedido de retiro de inmunidad para la asambleísta Sofía Espín solicitado por la Corte Nacional de Justicia. Tendrá que ser tratado las siguiente semanas, porque la Legislatura tiene 30 días para pronunciarse, dijo el integrante del Consejo de Administración Legislativo, Luis Fernando Torres.

Cabezas dijo que sería delicado tramitar el informe en su ausencia en el pleno. Bernal (CREO) señaló que mañana pedirá la suspensión del tratamiento del informe en el pleno, que recomienda la destitución de Espín porque sería una ilegalidad juzgarla en ausencia.

Desde el PSC, el legislador Henry Cucalón anunció que su bloque apoyará los informes que recomiendan la destitución de las asambleístas Espín y Norma Vallejo por incompatibilidad de funciones, independientemente de que estén o no presentes en la sesión. A Vallejo se la relaciona con el caso ‘Diezmos’.

En cambio, el representante de SUMA, Guillermo Celi, considera que es necesario que la legisladora Sofía Espín esté presente en la sesión del pleno donde será juzgada.

Espín Reyes señaló vía redes sociales que viajó a Cochabamba (Bolivia) invitada a participar en el Foro de Parlamentarios: Balances y Perspectivas Progresistas de Unasur, a desarrollarse los días 8 y 9 de noviembre. Antes de viajar, la asambleísta principalizó a su alterno Ronny Aleaga.

Sofía Espín, de la Revolución Ciudadana, y la abogada Yadira Cadena, una de las defensoras del presidente Rafael Correa, son indagadas desde finales de septiembre pasado por la visita que hicieron al Centro de Confianza donde está la testigo protegida del caso Balda, Jéssica Falcón.

Fuente: El Universo – Nota Original: LINK