Compartir

Técnicos de la CELEC EP aún investigan las causas de las desconexiones. Las autoridades aseguran que el servicio eléctrico continúa con normalidad.

Tomada de web Celec

El despacho de energía desde la Central Hidroeléctrica Coca Codo Sinclair (CCS) se realiza con restricción por temas de seguridad. Esta decisión fue adoptada por Gonzalo Uquillas, gerente general de la Corporación Eléctrica del Ecuador (Celec EP).   Luego de los tres cortes eléctricos registrados entre lunes y martes, el funcionario se desplazó hasta la central para verificar su funcionamiento, así como el sistema de transmisión 500 kV, donde se registraron las desconexiones.

En el recorrido se verificó el funcionamiento de cinco de las ocho unidades. Uquillas señaló que no va a declararse disponibilidad total y a plena capacidad de la central y de las líneas, “hasta identificar y resolver de manera definitiva esta situación”. Para encontrar el origen de las desconexiones es necesario evaluar la calidad del gas aislante (SF6) de la subestación de la central.

Para el efecto, equipos de técnicos especializados se dirigieron al sitio. Otro grupo revisa los ocho kilómetros de la línea de transmisión CCS – San Rafael a 500.000 voltios. Mientras tanto, para suplir a las unidades que dejan de funcionar, Celec EP solicitó autorización al Operador Nacional de Electricidad (Cenace) para que desde hoy, 10 de octubre, ingrese a operación una de las unidades de generación de la nueva central Minas San Francisco (ubicada entre las provincias de Azuay y El Oro.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original https://goo.gl/Ev9csR