El presidente de Colombia, Iván Duque, anunció este viernes la adquisición de 40 millones de dosis de vacunas como parte de un proceso de inmunización de la población que iniciará a comienzos de 2021.

Créditos: El Universo

“Me complace decirles hoy a los colombianos que hemos cerrado las negociaciones bilaterales con dos compañías farmacéuticas (…) Ya estamos viendo luz al final de este túnel”, dijo el mandatario en su programa diario de televisión.

Desde finales de noviembre, el gobierno había anunciado la adquisición de 20 millones de dosis por medio de la plataforma Covax, un mecanismo implementado por la Organización Mundial de la Salud para garantizar un acceso equitativo para las naciones emergentes.

Adicionalmente, Duque informó este viernes sobre el cierre de negociaciones confidenciales con las farmacéuticas Pfizer y AstraZeneca, por 10 millones de dosis cada una.

Por su parte, el ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunció que “la vacunación masiva” se iniciará en febrero, salvo si el país accede a “pruebas de vacunas”, en cuyo caso se haría desde enero.

Los trabajadores de la salud, adultos mayores, personas con comorbilidades como obesidad o cáncer y profesores de educación básica harán parte del primer grupo inmunizado.

La vacuna, gratuita y universal, buscará cubrir paulatinamente a 35,7 de los 50 millones de colombianos para generar inmunidad de rebaño, agregó Ruiz.

El proceso voluntario se llevará a cabo por medio de aseguradoras privadas.

El gobierno no indicó el total del monto invertido.

El anuncio interviene en un momento en que los contagios y muertes diarios crecen en el país.

Desde el 1 de septiembre, Colombia relajó el confinamiento para apostar por una estrategia basada en el autocuidado, así como el uso generalizado del tapabocas y la prohibición de eventos masivos.

De momento, el nuevo coronavirus ha dejado más de 40.000 muertes y casi 1,5 millones de contagios en la cuarta economía del continente.

En el mundo, Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Arabia Saudita ya iniciaron campañas de vacunación.

El laboratorio británico AstraZeneca y la Universidad de Oxford, con quien desarrolla este proyecto, anunciaron en noviembre que su vacuna mostraba una eficacia media del 70%.

La vacuna desarrollada por el laboratorio estadounidense Pfizer mostró en los ensayos clínicos una eficacia superior al 90%.

Sin embargo, el proyecto de AstraZeneca tiene la ventaja de utilizar una tecnología tradicional que lo hace mucho más barato: se vendería a cuatro dólares por dosis frente a más de 25 las otras.

La vacuna británica tiene asimismo la ventaja de poder guardarse al menos seis meses refrigerada entre 2 ºC y 8 ºC, lo que la hace fácil de distribuir, frente a la de Pfizer que debe mantenerse a -70 ºC, una temperatura muy inferior a la de un congelador normal.

Fuente: El Universo – Nota Original: LINK