Compartir

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, puso hoy en marcha un plan para sustituir en el próximo año 50.000 hectáreas de cultivos ilícitos en el país, el principal exportador mundial de cocaína, y que prevé beneficiar a unas 100.000 familias dedicadas a esa actividad.

CNN

“Hoy comenzamos con un plan integral porque la paz nos lo va a permitir para que esa sustitución sea duradera, le dé a los campesinos una vida digna y una vida además libre de violencia y en paz”, dijo Santos en la localidad de Uribe, en el departamento de Meta (centro), donde 500 familias firmaron acuerdos de sustitución.