Durante la ceremonia por la celebración del 99 aniversario de creación de la Aviación ecuatoriana, el comandante general de la Fuerza Aérea (FAE), Mauricio Campuzano, señaló que detrás de las últimas manifestaciones callejeras en el país hay un plan articulado para socavar la democracia.

El General mencionó que desde el 2017, al inicio del periodo del presidente Lenín Moreno, se han destinado $70 millones para reforzar con nuevos equipos a la institución. Créditos: Twitter - Fuerzas Armadas

El oficial aseguró, en su discurso en la Base Aérea, que las Fuerzas Armadas contuvieron la violencia desatada en varias ciudades del país sin respaldo legal, armamento de dotación y “bajo un confuso precepto de uso progresivo de la fuerza se enfrentaron a turbas enardecidas que fueron utilizadas por mezquinos intereses de grupos ideológicos que pretendían desestabilizar el país” comentó.

El Comandante dijo que en las protestas se infiltraron delincuentes y lo que ocurrió en el Ecuador se presenta a nivel regional como un plan orquestado y articulado para socavar las bases de la democracia. “Nos queda la gran satisfacción de que las Fuerzas Armadas defendieron el orden legalmente constituido y que ninguna vida de un ecuatoriano fue cegado por las armas de nuestros soldados” recalcó.

Asimismo reconoció el liderazgo del presidente Lenín Moreno durante las jornadas de protesta, así como la política de diálogo que está llevando adelante el Gobierno. También agradeció por la inversión económica que está permitiendo que la Fuerza Aérea Ecuatoriana (FAE) recupere su capacidad operativa que fue menoscabada durante el gobierno anterior.

El vicepresidente Otto Sonnenholzner, aprovechó la ceremonia para felicitar por el aniversario a la Fuerza Aérea y recalcó el importante papel de los militares durante las manifestaciones promovidas por el sector indígena. Comentó que “el país entero reconoce, valora y aplaude el espíritu de amor por el Ecuador de los militares”, por eso el Gobierno los apoya no solamente de palabras sino con hechos.

Sobre lo sucedido durante las jornadas de protestas, Sonnenholzner señaló que el país vivió momentos de intenso dolor por la extrema violencia de grupos clandestinos, incluso apoyados por otros gobiernos que instauraron una guerra psicológica y comunicacional para generar el caos.

Por eso, el Segundo Mandatario dijo que se debe seguir fortaleciendo la institucionalidad y “preparando a la fuerza pública con el objetivo de prevenir y desarticular, para que lo vivido nunca vuelva ocurrir en nuestro país”.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK