La Comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional elaboró este jueves una tabla preliminar de la contribución de un día de trabajo tanto de servidores públicos como privados, que se incluirá en el proyecto de Ley de Solidaridad y Corresponsabilidad Ciudadana por los Afectados del Terremoto, enviado por el Ejecutivo con carácter de económico urgente.

En la nueva tabla, elaborada entre los legisladores y los representantes del Servicio de Rentas Internas (SRI), se contempla que quienes ganen entre 1.000 y 2.000 dólares mensuales aportarían con un día de sueldo, por una sola vez; mientras que, quienes ganen más de 20.000 dólares deberán hacerlo por ocho meses.

Agencia Andes
Agencia Andes

Con esa modificación es Estado ecuatoriano espera recaudar más de 58,8 millones de dólares. En caso de ser aprobada la medida se aplicaría desde el mes de junio, y quienes ganen más de 20.000 dólares deberán contribuir hasta enero de 2017.

Datos del SRI indican que en el país existen 229 personas que ganan entre 20 y 50 mil dólares; 11, entre 50 y 75 mil dólares, y apenas cuatro que perciben una remuneración mensual mayor a los 75 mil dólares.

En el documento inicial enviado por el Ejecutivo se contemplaba que quienes ganen más de 5.000 dólares contribuirían con un día de sueldo por cinco meses. Sin embargo, a decir del legislador Virgilio Hernández, presidente de la Comisión,  “es bastante desproporcional que no tengan el mismo tratamiento que tiene el resto, creería yo que habría que pensar en ello, en función de que quien gana más debería tener más aportes”.

Los miembros de la Comisión legislativa también recibieron en la comisión al representante de los empresarios de Manabí, Álvaro Orellana, quién propuso varias medidas para incentivar la reactivación de las empresas afectadas por el terremoto de 7,8 grados en la escala de Ritcher.

Según el empresario son 8 mil trabajadores directos y 40 mil indirectos los que resultaron afectados por el movimiento telúrico, los que ahora buscan incentivos para la reactivación económica de la zona.

“Trabajamos de la mano con el Consejo Consultivo conformado por los ministros y varios de los requerimientos se resolvieron ayer, con el anuncio de los créditos que la banca pública y privada otorgará para la producción”, dijo Orellana.

Entre los pedidos de los empresarios manabitas se encuentra que se exonere del pago de los impuestos prediales a los terrenos de las plantas industriales afectadas por el terremoto. Además, solicitaron que se contemple en la ley que los empleadores que contraten a damnificados del terremoto se beneficien de la deducción del Impuesto a la Renta del 100% adicional.

También piden la exoneración del anticipo de Impuesto a la Renta por cuatro años a las empresas afectadas en Manabí, incluidas las que se encuentren domiciliadas en otras provincias, pero que tienen sus plantas en esa jurisdicción.

Otro de los pedidos de Orellana fue que se considere como gasto deducible de Impuesto a la Renta las donaciones que hicieron los empleados en relación de dependencia para los damnificados del terremoto. “Esto es para que las empresas se sientan motivadas a ayudar a sus empleados afectados por el terremoto”, señaló.

La comisión prevé tener listo el informe para primer debate este viernes. El plazo para aprobar o vetar el proyecto de ley finaliza el 22 de mayo.