Compartir

Con la llegada del verano el calor aumenta y los balnearios y playas son uno de los destinos favoritos de los viajeros. Estas condiciones: el clima y duchas en sitios públicos incrementan los riesgos de infecciones en las vías urinarias.