Compartir

Aunque a ciencia cierta es difícil averiguar si en nuestra conexión Wifi hay intrusos, existen algunos indicios que se pueden tener en cuenta para blindar nuestra red.

Shutterstock

La primera pista clave, según Roberto Martínez, investigador de la compañía de seguridad Kaspersky, es la lentitud o desconexión intermitente de tu wifi. Sin embargo, eso no sería una confirmación de que la red haya sido “pirateada”, dijo José Félix Vega, profesor del Departamento de Ingeniería Electrónica de la Universidad Nacional.

“La disminución de la velocidad sí es el primer indicio, pero no es una confirmación de que en nuestra red se ha presentado un ingreso no autorizado. Ante esta alerta, es importante tomar otras medidas que requieren herramientas para explorar. Y, para ello, existen muchas aplicaciones disponibles en las tiendas.

En ese sentido, la plataforma móvil más popular es Fing, disponible de forma gratuita para iOS y Android, la cual permite saber qué dispositivos están conectados a su red. Esta aplicación también ofrece la posibilidad de configurar alertas que notifican de cualquier movimiento extraño.

Así mismo, se encuentran plataformas como Wifi Inspector y WiFi Router Master. “Cuando tengas el programa instalado, apaga los aparatos de tu casa. Mira quién queda conectado y si hay dispositivos no identificados, significa que tu red ha sido pirateada”.

Recuerda que no solo se trata de que terceros ingresen a tu conexión de internet sin permiso, también es posible que se generen robos de datos bancarios y demás información personal.