Compartir

Calcular las porciones adecuadas para alimentarse es la mejor opción para mantener un cuerpo no solo saludable sino esbelto. Si las porciones se suman a alimentos equilibrados y ejercicio se beneficia al organismo y se añade calidad a los años de vida.

Shutterstock

Puede ser difícil medir cada porción de alimento que usted come. Sin embargo, hay algunas maneras simples de saber que está comiendo los tamaños correctos de las porciones.

Si come más o menos del tamaño de la porción recomendado, obtendrá ya sea demasiado o muy poco de los nutrientes que necesita.

Para los alimentos como cereales y pasta, puede ser útil usar tazas medidoras para medir de manera exacta la porción durante algunos días hasta que tenga más práctica para calcular la porción adecuada con solo verla.

Use su mano y otros objetos cotidianos para medir los tamaños de las porciones:

Una porción de carne de res o de aves es la palma de su mano o una baraja de cartas

Una porción de pescado de 3 onzas (84 g) es un talonario de cheques

Media taza (40 g) de helado es una pelota de tenis

Una porción de queso son seis dados

Media taza (80 g) de arroz cocido, pasta o refrigerios tales como papitas fritas o rosquillas es un manojo redondo o una pelota de tenis

Una porción de tortilla es un disco compacto

Dos cucharadas (36 g) de mantequilla de maní es una pelota del ping-pong

Debe comer cinco o más porciones de frutas y verduras todos los días para ayudar a reducir el riesgo de cáncer y otras enfermedades. Estas son bajas en grasa y ricas en fibra. También le ayudarán a llenarse para que coma menos de los alimentos ricos en grasa. Estas en realidad contienen calorías, de manera que no debe comer una cantidad ilimitada, sobre todo de frutas.