Compartir

Los miembros del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) no renunciarán a sus cargos y continuarán trabajando hasta que se pronuncie la ciudadanía en la consulta popular. Así lo afirmó la tarde de este 4 de octubre del 2017 la presidenta de ese organismo, Raquel González.

El Telégrafo

Así la funcionaria reaccionó a la pregunta que planteó el presidente Lenín Moreno para cesar en sus funciones a los siete integrantes de ese poder del Estado.

El organismo sesiona en Guayaquil para tratar, entre otros temas, la calificación de méritos para la conformación de la comisión ciudadana encargada de llevar a cabo el proceso del concurso para la renovación parcial de los consejeros del Consejo Nacional Electoral.

“Nunca defendimos un puesto o un cargo, llegamos mediante un concurso de méritos, de oposición, de impugnación ciudadana (…) lo que hemos defendido es la institucionalidad, una democracia participativa y no un estado de derecho institucionalizado”. González aseguró que en los procesos de designación han sido transparentes.

Sobre la designación del excontralor Carlos Pólit, procesado y con orden de prisión en el caso Odebrecht, insistió que han demostrado que el concurso se apegó a la Ley de Participación.

El vicepresidente del Cpccs, Edwin Jarrín, aseguró que no “se están aferrando a ningún cargo” y puntualizó que hay que buscar elementos para fortalecer los mecanismos de selección para que no sean “a dedo”.

“Nosotros estamos defendiendo el derecho de la ciudadanía a impugnar, a ser vigilantes de los veedores, estamos defendiendo el derecho de los ciudadanos de que con esa pregunta les están retirando la capacidad a los ciudadanos de impugnar…”, manifestó.

El consejero Juan Peña no se mostró en contra de la consulta popular. Sin embargo, pidió a los críticos del Consejo que no generalicen y se ponga en “un mismo saco” a los miembros del organismo.

“El Presidente Moreno, por ejemplo, ha mencionado que no se han cumplido los principios de ética, principios y valores respecto a la moral, pues creo debe establecerse quién no lo ha hecho, no es justo que se generalice”.

Afirmó que en este tema no se trata de un cargo, sino trabajar para la ciudadanía. “Jamás puedo estar en contra del pronunciamiento de la ciudadanía.

Nosotros impulsamos la participación ciudadana, nosotros debemos ser quienes impulsemos los mecanismos para que el pueblo pueda impulsarse”.

Puntualizó, además, que él ha sido una de las voces más críticas dentro del Consejo. Entre ellos, recordó la elección del contralor Carlos Pólit. Citó que hizo hincapié a que se discuta con todas la ciudadanía y

la academia las normativas que regían para el proceso. González finalizó indicando que no harán campaña por el no en la consulta, pero aclaró que se sienten respaldados por la ciudadanía.

Fuente: El Comercio