Compartir

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs) debate entre la continuidad de los concursos de designación de autoridades de control que lleva actualmente. Esto por la proximidad de la consulta popular, convocada para el 4 de febrero del 2018.

El Telégrafo

En este momento, la entidad tiene pendiente la renovación parcial del Consejo Nacional Electoral (CNE) y el nombramiento de los titulares de la Defensoría Pública y la Contraloría General del Estado.

El martes, 19 de diciembre del 2017, en la sesión del Pleno, el consejero Tito Astudillo aseguró que enfrentan un escenario adverso por la consulta popular y deben tomar una resolución que permita garantizar el uso adecuado de los recursos públicos. Ya que, por ejemplo, en el caso del CNE, hay un costo mensual por cada integrante de la comisión que llevará el concurso. “Económicamente no es responsable conformar una comisión para que, posiblemente, en febrero quedé sin efecto y se vuelvan a convocar”, dijo.

Agregó que la ciudadanía irá tomando posición a favor o en contra de la consulta y quienes la respalden no participarán en los concursos. Por lo que se reduciría el radio de participantes potenciales.

La pregunta 3 propuesta para ese proceso plantea varios cambios a esta entidad. Si gana el sí, los actuales consejeros terminarán su período anticipadamente. Y los reemplazará un Consejo transitorio que será elegido en la Asamblea entre ternas enviadas por el presidente Lenín Moreno. Finalmente, los nuevos integrantes titulares serán elegidos en votación universal en 2019.

Por eso, el consejero mocionó que se suspendan estos procesos hasta que pase la consulta. Al principio esta iniciativa no tuvo apoyo. Pero, Raquel González, presidenta del Cpccs, la secundó aclarando que lo hace por las consideraciones económicas y administrativas.

Antes de que se vote, el consejero Juan Peña pidió que se considere que los concursos de Contralor y Defensor Público no han iniciado, pues todavía no se han aprobado sus reglamentos. Por lo que sería imposible suspenderlos. De esta manera se decidió dividir la moción en dos: una para suspender el proceso del CNE y otra para no iniciar los otros dos.

Pero, nuevamente Peña dijo que él estaría dispuesto a apoyar ese planteamiento si es que en los casos de la designación de los titulares de la Contraloría y la Defensoría se plantea el reforzamiento de la socialización de los reglamentos que se aprobarán. La observación también se acogió. Ya en la votación los consejeros Edwin Jarrín y Tania Pauker votaron en contra. Astudillo y Peña, en cambio, lo hicieron a favor.

Y cuando fue el turno de González ella optó por suspender la sesión por 30 minutos hasta que se reintegre la consejera Doris Gallardo, para que también vote. La sesión de este martes fue extensa.

Por esta razón, minutos antes de la votación, en medio del debate de la posible suspensión de los concursos, Gallardo abandonó la sala argumentando que por su estado de embarazo debía alimentarse.

La audiencia se volvió a instalar tras el receso. Pero, nuevamente Gallardo no estuvo. Y en ese momento se sumó la ausencia de Jarrín. Por lo que ya no hubo quórum para tratar las mociones. El debate y votación se retomará el próximo jueves.

Fuente: El Comercio