Esta semana perduraba la incertidumbre en Venezuela después de que el presidente Nicolás Maduro, amparado en el decreto de emergencia económica de comienzos de año, ordenara la salida de circulación del billete de 100 bolívares, el de mayor valor, y que representa, según cifras del Banco Central de Venezuela (BCV), el 48% del dinero en efectivo que circula en la economía local.

Foto: EFE

Después de cuatro meses de la apertura de la frontera entre Colombia y Venezuela, se volvió a cerrar por decisión del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien afirmó que la medida permitirá hacer frente a las “mafias” que operan en la zona y que, asegura, realizan contrabando de la moneda del país.

Maduro afirmó, además, que las mafias que operan desde ciudades fronterizas colombianas llevan dos años sacando los billetes de 100 bolívares de Venezuela para “desestabilizar” la economía del país petrolero, como parte de una “guerra financiera”.

Asimismo, Maduro firmó el pasado domingo un Decreto de Excepción y Emergencia Económica con el propósito de sacar de circulación, en las próximas 72 horas, los billetes de 100 bolívares. “En uso de mis facultades constitucionales y a través de este Decreto de Emergencia Económica, he decidido sacar de circulación los billetes de 100 bolívares en la próximas 72 horas y dar un plazo prudente para quienes posean billetes de 100 los declaren ante la Banca Pública y el Banco Central de Venezuela”, aseguró Maduro. El jefe de Estado explicó que los billetes de 100 bolívares irán desapareciendo de la circulación para ser sustituidos por monedas de igual denominación, que comenzarán a circular el próximo 15 de diciembre junto al nuevo billete de 500.

Señaló que esta medida se toma tras una exhaustiva investigación en la que se determinó que hay almacenes, no solo en varias ciudades de Colombia, sino también en Brasil, Alemania, República Checa y Ucrania, donde las mafias estarían acumulando los billetes venezolanos.

La medida de la eliminación de este papel se toma a cinco días de que el Banco Central de Venezuela anunciara la ampliación del cono monetario con seis nuevos billetes, de 20 000, 10 000, 5 000, 2 000, 1 000 y 500 bolívares, y tres monedas más, de 100, 50 y 10 bolívares, para adaptarlo a la fuerte inflación que sufre el país.

Jorge Luis Pérez, corresponsal de CNN en Caracas, en entrevista en FMMUNDO afirmó que el Gobierno venezolano aspira que 300 000 millones de billetes de 100 bolívares retornen al país para ser nuevamente puestos en circulación o canjeados o depositados en cuentas de Venezuela, y en este proceso 117 personas han sido detenidas en la frontera con Colombia y se han decomisado 104 .000 millones de bolívares después de entrada en vigencia de la disposición del Gobierno venezolano.

 Estas decisiones económicas del Gobierno fueron tomadas al mismo tiempo que el Parlamento venezolano, de mayoría opositora, declaró la “responsabilidad política” del presidente Maduro en la grave crisis del país y solicitará a la Fiscalía que investigue si existen razones para abrir un juicio contra el mandatario que lleve a su destitución.

La votación fue aprobada por toda la bancada opositora, después de que los diputados chavistas se retiraran del hemiciclo denunciando un “golpe de estado” y recordando que el “juicio político” (impeachment) no existe en la Constitución y que las decisiones del Legislativo son nulas desde que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) lo declaró en “desacato”.

Tras una discusión de dos horas y media, el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, anunció que por “unanimidad” quedó aprobado el acuerdo que declara “la responsabilidad política del presidente por la grave ruptura del orden constitucional y democrático, la violación de derechos humanos y la devastación de las bases económicas y sociales de la nación”.