Compartir

La pregunta 3 de la consulta popular causa discrepancias. Fernando Cordero, superintendente de Ordenamiento Territorial, considera que en caso de aprobarse la misma, el país estaría "metiéndose en un lío constitucional sin salida".

Twitter Fernando Cordero

La interrogante planteada por el Ejecutivo está enfocada en reestructurar el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS), así como en dar por terminado el periodo constitucional de sus actuales miembros.

Cordero sostiene que si el problema es el funcionamiento de dicho organismo, la Carta Magna -en su artículo 205- permite aplicar un juicio político, destituir a sus autoridades y convocar a un nuevo proceso de designación. El funcionario aclaró que constitucionalmente la Asamblea no puede designar al reemplazo.

El funcionario se reunió esta mañana con alcaldes y directivos de gobiernos locales en el Gobierno Zonal, en Guayaquil, para informar sobre las actividades que realizará en materia de territorio.

Crítica a Alianza PAIS

En relación a las diferencias entre militantes de Alianza PAIS, Cordero señaló que la organización política no está a la altura para este “momento crítico”.

Lamentó que este movimiento no fuese concebido desde el inicio como un frente de muchas agrupaciones. Considera que esa es la raíz del problema.

Además, cree que la agrupación no trata de forma correcta sus diferencias, porque lo hacen frente a los medios de comunicación y no internamente. “Hay que pensar en el país primero y luego en las diferencias personales. Primero hay que debatir políticamente”.

El superintendente mantiene la esperanza de que la convención, convocada para el 3 de diciembre, sea un espacio en el que “ojalá se puedan reconciliar posturas que a veces son extremas, más que personales, son ideológicas, políticas”. Y conminó a los integrantes de esta organización política a hacer todos los esfuerzos para no deteriorar y dividir al movimiento.

Fuente: El Telégrafo