Compartir

El presidente de la República, Rafael Correa, anunció este lunes la construcción de un Museo de la Memoria en los predios del antiguo Regimiento Quito N.-2, donde antes funcionaba el Servicio de Investigación Criminal (SIC-10), "de ingrata recordación por los crímenes de lesa humanidad que allí se cometieron, como la desaparición de los hermanos Restrepo".

El Telégrafo

El anuncio lo realizó esta mañana durante la inauguración del Museo de Carondelet. Correa explicó que el Museo de la Memoria es parte de la reparación social necesaria que el Estado ecuatoriano debe hacer de cara al futuro.

“No se trata de un enunciado lírico, porque ya contamos con la ley para la reparación de las víctimas, expedida en el 2013, que permite judicializar los delitos de lesa humanidad documentados por el informe de la Comisión de la Verdad que creara la Revolución Ciudana al inicio del gobierno”.

“En esta década ganada hemos hecho lo necesario para que esos crímenes no vuelvan a repetirse jamás. La mejor forma de evitar que se repitan es no olvidando lo que ocurrió.

Por eso este Museo de la Memoria en lo que antes era el tan temido, terrorífico SIC, donde antes se torturaba, se desaparecía a nuestros jóvenes, a nuestra gente”, añadió.

Otro importante anuncio que hizo el mandatario saliente fue que el 18 de mayo, Día Internacional de los Museos, se adjudicará el proceso de recuperación del Museo Nacional, en la capital ecuatoriana, para su reapertura.

“Hemos logrado liberar recursos para recuperarlo”, apuntó. Además, Correa informó que el 22 de mayo se inaugurará una plataforma financiera en el norte de Quito. Allí se ubicarán todas las instituciones de Estado en esta rama, entre ellas el Banco Central de Ecuador (BCE), a la entrada del Centro Histórico, cuyo edificio ahora será ocupado por el Ministerio de Cultura.

Este cuenta con un piso para exposiciones, donde se exhibirá parte del patrimonio arqueológico del país que en este momento está en bodega.