Compartir

En la Corte Constitucional se instaló este miércoles la audiencia para escuchar a aquellos que presentaron recursos de amicus curiae a preguntas de la consulta popular que impulsa el presidente Lenín Moreno.

@CorteConstEcu

Diego Guarderas, subsecretario jurídico de la Presidencia, a nombre del Ejecutivo, fue el primero en intervenir de las 44 personas que serán escuchadas por los jueces constitucionales. Cada uno tendrá 10 minutos para exponer sus argumentos.

Guarderas razonó sobre la pertinencia de las preguntas presentadas por el presidente Moreno e indicó que la iniciativa está respaldada por la Constitución.

También intervino la asambleísta  Verónica Arias, quien expuso su objeción al tema de la reelección indefinida. Dijo que es un derecho la postulación sin restricciones y que ya fue aprobada en consulta de 1994, menos para la Presidencia, lo cual corrigió la enmienda del 2015.

El activista comunitario, Jorge Miranda Idrovo, participó a través de videoconferencia desde Nueva York. Argumentó que la pregunta respecto a la reelección indefinida no puede aplicarse, puesto que debería hacerse mediante Asamblea Constituyente.

Además, en la audiencia intervinieron los asambleístas de PAIS, Gabriela Rivadeneira y Ricardo Patiño. Dijeron que la pregunta de la reelección indefinida pretende vulnerar el derecho democrático a la participación.

Patiño afirmó que el tema planteado por la Presidencia, violenta principios de seguridad jurídica porque encamina a la restricción de derechos ciudadanos y es incoherente con instrumentos internacionales, y solo se podría modificar por una Constituyente y no por consulta popular.

Mientras Fernando Cordero, en su calidad de superintendente de ordenamiento territorial, uso y gestión del suelo, se refirió al tema de la eliminación del Consejo de Participación y Control Social (CPCCS), que implica la creación de un ente transitorio como propone la consulta, el cual-dijo- “quiere atribuirse funciones de destituir autoridades de control, lo que corresponde por mandato legal solo a la Asamblea”.

Hasta las 11:00, las intervenciones continuaban.

Fuente: El Telégrafo