Compartir

María Fernanda Carrera, vocera de la Cruz Roja Ecuatoriana, informó en Notimundo de los trabajos que continúa realizando esta entidad, dos meses después del terremoto del 16 de abril. Hasta la fecha son casi 17 000 familias atendidas y este fin de semana se hará una subasta en Quito para recaudar fondos.

Notimundo

La especialista en gestión de riesgos de la Cruz Roja Ecuatoriana, María Fernanda Carrera, informó que a partir del terremoto que afectó a Manabí y Esmeraldas, en coordinación con autoridades de gobierno, han atendido a 16 700 familias con paquetes de alimentos, insumos de aseo, frazadas, toldos, alimentos para bebé, entre otros.

En las diversas actividades han participado 3 600 voluntarios que se han desplazado a territorio desde todas las provincias del país, dijo. La primera atención que se brindó fue la prehospitalaria, luego la atención psicosocial y el acceso a agua segura para precautelar la salud de los afectados.

Carrera aseguró que la asistencia humanitaria continuará hasta el próximo mes y luego de ello entrarán a la siguiente fase que tiene como objetivo identificar los medios de vida; es decir, las actividades a las que se dedicaban los damnificados para generar ingresos económicos.

Al momento, la Cruz Roja tiene 283 solicitudes de búsqueda de familiares en la Zona Cero que se mantienen abiertas y en las que constan todos los datos a través de los cuales se intenta restablecer el contacto familiar. No se pueden sumar a la cifra de víctimas porque son personas a las que aún se las está buscando, aseguró Carrera.

Para conseguir los recursos económicos que les permitan continuar con su labor, este sábado 25 de junio se realizará una subasta en la Casa de la Cultura Ecuatoriana en Quito. Un total de 152 obras, entre pinturas y esculturas en diferentes formatos y técnicas, donadas por artistas ecuatorianos y extranjeros, serán subastadas a las 15:00 en esta iniciativa denominada “Arte para la vida”. La exhibición estará abierta al público hasta este jueves 23 de junio en las salas Eduardo Kingman y Oswaldo Guayasamín.