Compartir

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda desparasitar a toda la familia por lo menos dos veces al año, pues con el polvo, jugar con las mascotas, comer en la calle y no lavarse las manos, se puede contagiar rápidamente a los demás miembros.

Shutterstock