Agentes de la Dinapen y de la Jefatura Política del cantón Buena Fe, en la provincia de Los Ríos, llevaron a la familia afectada hacia un lugar denominado "seguro". Esto se realizó con el propósito de salvaguardar la integridad de la madre y cinco hermanos de la menor de 10 años que fue violada y posteriormente asesinada el pasado viernes 20 de diciembre.

Según el Departamento de Seguridad Nacional, hay más de 13 millones de residentes permanentes legales. Crédito: EFE.

La jefa política, María Fernanda Zambrano, indicó que el grupo permanece en otra vivienda puesto que los niños se encuentran en situación vulnerable, que el juez respaldó la decisión. Agregó que dos niñas menores de 15 años, hermanas de la fallecida, habrían hablado de abusos, sin dar detalles.

Mencionó que el papá permanece en el Centro de Rehabilitación Social de Quevedo hasta que termine la etapa de instrucción fiscal.

“Lo que podemos hacer por ahora es ayudarlos con víveres y vestimenta, no podemos otorgar más detalles sobre el caso, no estamos autorizados. Pero sí solicitamos a la ciudadanía que nos colabore con los víveres”, expresó Zambrano.

El gobernador Camilo Salinas señaló que la autopsia determinó asfixia mecánica como causa principal de la muerte de la niña. Informó que también se revela que había antecedentes de violación sexual, por lo tanto se descartaba el suicidio como en primera instancia señalaron parientes, argumentando depresión por no tener $ 5 para un agasajo navideño.

Fuente: El Universo – Nota completa: LINK