Amanecieron sacando la ceniza de sus tejados, casas, negocios, patios y calles en las zonas urbanas. En los cantones más afectados como los de Chimborazo y Bolívar algunos optaron por no abrir sus negocios, pues el espesor de la ceniza lo cubría todo. Y este lunes seguía cayendo ceniza, reportaban.

Ceniza Sangay
Créditos: Twitter de Rommel Salazar

Y el escenario fue peor en las zonas agrícolas, donde cultivos quedaron enterrados por capas gruesas de la ceniza del volcán Sangay (ubicado en la provincia de Morona Santiago, Amazonía), que la madrugada del domingo registró un incremento significativo en su nivel de actividad eruptiva, según el Instituto Geofísico (IG), ente encargado del monitoreo de los volcanes y las actividades sísmicas en Ecuador.

Daños en 80 000 hectáreas, fuertes afectaciones en cantones de Chimborazo y Bolívar, y un impacto medio en localidades de Guayas y Los Ríos fueron los reportes preliminares que dieron autoridades nacionales al mediodía de este lunes, tras un recorrido por recintos de cantones como Cumandá.

Son 35 los cantones afectados por la caída de ceniza del domingo y están en las provincias de Chimborazo, Bolívar, Guayas, Los Ríos, Manabí y Santa Elena, hasta donde llegó el polvo volcánico.

La vicepresidenta María Alejandra Muñoz lideró el recorrido por zonas afectadas de la provincia de Chimborazo.

Con ella participaron el ministro de Agricultura, Xavier Lazo Guerrero; el ministro del Ambiente, Paulo Proaño, y el secretario del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias, Rommel Salazar. Tenían previsto recorrer las zonas de los cantones Pallatanga y Alausí, también en Chimborazo, para establecer de manera urgente los ejes de acción para atender las áreas afectadas, se dijo.

Hoy, en cambio, estarán en poblaciones de Los Ríos y Bolívar.

Atención en salud, resolver de manera urgente las necesidades de los grupos vulnerables y restaurar la cadena productiva fueron las prioridades que establecieron este lunes los funcionarios estatales.

“La atención debe ser inmediata. La prioridad es saber cómo están ustedes, sus hogares y su salud. La primera respuesta incluye la repartición de kits de alimentos con énfasis en los sectores vulnerables. Y luego, la restauración del tejido productivo en sectores que ya eran más vulnerables a los daños del COVID-19”, expuso Muñoz.

La vicepresidenta adelantó que se evalúa una ampliación en el fondo de garantía para que familias campesinas y mujeres rurales puedan acceder a un crédito productivo para la agricultura. Esto además de la reestructuración de créditos que haría BanEcuador.

Xavier Lazo Guerrero, ministro de Agricultura, dijo que la intervención para el sector agropecuario incluye asistencia técnica (van unidades móviles), provisión de alimentación para el ganado y el envío de motobombas para la limpieza de cultivos.

Con esto último se espera retomar la normalidad en máximo cuatro días, afirmó y agregó que se enviaron 240 000 kilos de alimentos para el ganado en Chimborazo y 200 000 kilos para Bolívar, paralelamente a la atención veterinaria.

Vientos movían la ceniza
Fue un día de limpieza en las poblaciones afectadas por la caída de ceniza del domingo último y que este lunes continuaba porque los vientos removían el polvo volcánico que expulsó el Sangay el domingo último.

“Aún se tiene removilización de ceniza en las provincias de Bolívar, Chimborazo, Los Ríos, Guayas y Santa Elena producto de los vientos”, indicó parte del boletín diario del Geofísico con corte hasta las 11:00 de este lunes y con monitoreo de 24 horas, donde se citó que el nivel de la actividad superficial e interna del Sangay seguía siendo alta, y la tendencia superficial e interna era ascendente.

En el informe también se indicó que “se registraron leves lluvias en el sector que no generaron señales asociadas a flujos de lodo y escombros”.

En el documento se agregó que si se registran lluvias, estas pueden generar lahares secundarios en los ríos Volcán, Upano y otros afluentes.

Esto, mientras el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) mencionó, en sus comunicados, que pese a la caída de la ceniza en 35 cantones de las provincias de Chimborazo, Bolívar, Guayas, Los Ríos, Manabí y Santa Elena, las carreteras en estas zonas estaban habilitadas al tránsito y que se coordinaba la colocación de señalética adicional para fortalecer la seguridad.

Pero igual se hacía un llamado a manejar con precaución y a disminuir la velocidad. En las zonas afectadas también se dispuso de maquinaria y personal en caso de que se requiera.

Recomendaciones

Usar mascarilla y otros implementos
Y aunque se usa mascarilla para prevenir más contagios del COVID-19, la pandemia vigente, en días en los que caiga ceniza es vital no dejar de utilizarla, pues protege de problemas respiratorios que puede ocasionar la ceniza.

Cuidar los ojos para evitar infecciones
Otra recomendación de las autoridades ecuatorianas es cubrir los ojos con gafas o lentes de protección para evitar que la ceniza o los restos que quedaron en los carros, casas u objetos afecten las vistas.

Protección en casas y en tanques de agua
En estos días y apenas se conozcan reportes de caída de ceniza hay que colocar toallas o trapos húmedos en las rendijas de puertas o ventanas, además de mantenerlas cerradas. También tener tapados los reservorios de agua para que no se contaminen.

Lavar los alimentos, como frutas y verduras
Evitar el contacto de alimentos con la ceniza y lavarlos muy bien antes de consumirlos. No solo las personas se pueden enfermar por la exposición a la ceniza, también las mascotas.

Limpieza de techos y protección de autos
Hay que mantener las coladeras y cañerías libres de la ceniza. No se debe usar agua porque se tapan, dice una infografía de recomendaciones de Gestión de Riesgos de Ecuador. La ceniza que se saca de techos, patios y calles hay que ponerla en una funda. La maquinaria de automotores tampoco debe quedar al aire libre, hay que cubrirla.

Nota Original: El Universo – LINK