Después del hundimiento de una gabarra con con 600 galones de diésel en San Cristóbal, Galápagos, la Fiscalía inició una investigación por las posibles afectaciones al sensible ecosistema del archipiélago.

derrame-galápagos
Personal del Parque Nacional Galápagos y de la Armada de Ecuador colocaron barreras de contención y paños absorbentes para reducir el riesgo de contaminación. Crédito: El Telégrafo

Las autoridades declararon la emergencia en la isla San Cristóbal, Galápagos, por el siniestro ocurrido en el muelle La Predial por el hundimiento de la gabarra “Orca” con 600 galones de diésel almacenados.

“El derrame ha sido controlado gracias a la intervención oportuna de varias instituciones”, señaló el presidente de la República, Lenín Moreno, quien dijo estar en contacto permanente con Norman Wray, ministro presidente del Consejo de Gobierno de Galápagos.

No obstante, la Fiscalía anunció que abrió, de oficio, una investigación del accidente de la gabarra que se hundió tras una mala maniobra de una grúa que se aprestaba a cargar un generador en el muelle La Predial. El hecho dejó además una persona herida.

El hundimiento de la embarcación se llevó consigo el generador que se encontraba en el contenedor, y la grúa que realizaba el trabajo. Ambos aparatos cayeron al mar, lo que produjo el derrame de unos 600 galones (2 200 litros) de diésel.

La Fiscalía de San Cristóbal dispuso el inicio de las investigaciones la noche del domingo 22 de diciembre y está a la espera de los informes del Parque Nacional Galápagos y de la Unidad de Protección al Medio Ambiente de la Policía Nacional.

“Este derrame de combustible pudo haber ocasionado graves afectaciones al ecosistema sensible de esta área protegida. Fiscalía dispuso la apertura de la respectiva investigación previa por el presunto delito contra el agua, según lo que dispone el artículo 251 del Código Orgánico Integral Penal“, manifestó el fiscal Cristhian Fárez Falconi.

Una vez iniciada la investigación, se procederá al llamado de las autoridades y compañías involucradas en el incidente para que rindan las versiones dentro de este caso.

También se solicitarán los informes correspondientes para establecer si hubo o no negligencia y determinar presuntas responsabilidades. Al momento no existen personas detenidas.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK