Compartir

Baltasar Garzón, director jurídico de la Defensa del periodista y fundador de WikiLeaks, Julian Assange, afirmó este jueves que llevarán el caso ante la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) y ante el comité contra la tortura de la ONU.

Agencia Andes

Estas acciones responden a que el directo de Wikileaks, quien permanece asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde hace cinco años, se encuentra en un limbo jurídico pues no hay órdenes de detención en su contra y aun así se lo quiere detener.

Por ello, el caso también será expuesto en la sesión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, el 24 y 25 de agosto.

Mientras tanto, los abogados de Assange están agotando todos los recursos para que se diga si existe algún recurso legal contra el fundador de Wikileaks en Estados Unidos.

Estados Unidos lleva adelante desde 2010 una investigación secreta contra Assange con una serie de acusaciones que la defensa ha ido conociendo “por retazos” y por las “declaraciones indirectas” en el juicio contra el exanalista de inteligencia del ejército del país norteamericano, Chelsea Manning. Además porque Google les informó a los juristas de Assange que había entregado en forma masiva todos los correos electrónicos y comunicación del ciberactivista, colaborados de WikiLeaks, incluso de familiares. “Incluso extendiéndose más atrás que las propias publicaciones que dieron motivo a la investigación, lo que resulta claramente abusivo”.

Aseguró que “la defensa de Assange no ha sido notificada de ninguna orden de detención.  Mientras no se notifique se continúa en un limbo jurídico”, afirmó al recordar que Estados Unidos ha manifestado que Julian Assange y Wikileaks son una prioridad para el gobierno.

Ahora, las autoridades británicas deben tomar una decisión luego de que ha sido archivado el caso por Suecia y que es claro el interés de Estados Unidos de procesar a Assage por la revelación de información sensible del gobierno norteamericano así como por programas invasivos a la intimidad.

“En forma muy clara, hace tres semanas un fiscal de Estados Unidos dijo que se convertía en un hecho prioritario para la investigación y consecuente orden de detención de Julian Assange como enemigo de los Estados Unidos y miembro de una organización criminal”.

Dijo que hasta el momento, Ecuador ha sido el único que ha cumplido con lo que manda la norma internacional a diferencia de lo que ha hecho Reino Unido y también Estados Unidos, este último que busca a llevarlo a su territorio por la filtración de cables diplomáticos con información considerada de seguridad nacional.

Lea: Assange presenta recurso contra orden de detención y arresto de Suecia

Garzón adelantó que en las próximas horas se reunirá con la Canciller de Ecuador, María Fernanda Espinosa para informar cómo está el caso e intercambiar información y opiniones sobre la situación de Assange

El exjuez se encuentra en la capital para participar en la II Jornadas de Reflexión “Julian Assange, 5 años de libertad negada”.

Fuente: Agencia Andes