Compartir

Un empleado de una inmobiliaria de Nueva York presentó una demanda contra la cantante Taylor Swift, a quien le reclama el pago de un millón de dólares en comisión por la venta de una propiedad en Manhattan.

Instagram Oficial

En la demanda, en un tribunal en Manhattan, un agente de la firma inmobiliaria Douglas Elliman, cuyo nombre no se menciona, reclama que la compañía que representa a la intérprete de “Shake it off” lo excluyó del cierre del trato de compra de la propiedad en el vecindario de Tribeca, el pasado octubre, según señala el New York Post.