Compartir

Dos días después de la sobredosis que sufrió la cantante Demi Lovato, y que la mantiene internada en un hospital de Los Ángeles (Estados Unidos), han salido a la luz varios detalles en torno a su recaída en las drogas y el alcohol.

Instagram Oficial

Según el portal de noticias TMZ, que informó por primera vez la situación de la estrella, el equipo que trabaja junto a Lovato intentó ayudarla semanas antes de ser hospitalizada, producto del presunto consumo de heroína.
Cercanos a la estrella revelaron al medio que miembros de su staff notaron que Lovato estaba atravesando por un mal momento, y decidieron confrontarla.
En esa instancia, le habrían ofrecido asistencia para que volviera a estar sobria, con el plan de ingresarla a un programa de rehabilitación.