El presidente de la Compañía Taxi Sangay, Jorge Lugmaña, denunció haber realizado pagos a dos personas a cambio de obtener los permisos de operación, pero, a pesar de haber destinado USD 10.000 y tener una decisión judicial a su favor, hasta el momento, no consiguen su permiso. En NotiMundo Estelar, el edil Fernando Morales dijo que este caso devela “la viveza criolla, el oportunismo y la dinámica” de la administración municipal de Jorge Yunda.

fernando_morales_notimundo
Notimundo - Derechos Reservados

La notificación se hizo ante la Comisión de Movilidad del Concejo Metropolitano de Quito. De acuerdo con lo expuesto por Lugmaña, el ilícito se habría cometido después de que un socio de la compañía les presentó a Mauricio Núñez, hermano del concejal Orlando Núñez, y Janet Lascano, exasesora de Orlando Núñez y exregistradora de la Propiedad, quienes presuntamente ofrecieron solucionar el trámite en la Procuraduría Metropolitana.

En NotiMundo Estelar, el concejal metropolitano, Fernando Morales, rechazó la acción de Núñez y dijo que es inadmisible que desde una entidad pública se esté perjudicando a los ciudadanos a través de recaudación de recursos de que no corresponden. Agregó que este acto es ilegal y dijo que el Concejo de Quito debe conocer el ilícito para no permitir que caiga en impunidad “ni quede en el olvido”.

Mira la entrevista aquí: