Compartir

Quienes paguen sus haberes en 90 días podrán limpiar su calificación en la central de riesgo y acceder a nuevos créditos. Así consta en la nueva ley.

Shutterstock

La Ley de Fomento Productivo, que está vigente desde el 21 de agosto, trae incentivos, remisiones y reglas macrofiscales. Pero también hay otros beneficios relevantes, uno de ellos relacionado a la central de riesgo.

Las personas naturales o jurídicas que tengan créditos vencidos en entidades financieras públicas o privadas, cuyos valores sean cancelados en el término de 90 días, podrán limpiar su historial crediticio. Así está estipulado en la disposición transitoria decimonovena de la norma antes citada.

El ministro de Finanzas, Richard Martínez, indicó que más de 300.000 personas están en categoría E en el buró de crédito y en la central de riesgos. A ellos, si pagan, se les permitirá que tengan acceso a nuevos créditos. Sandy Maigon hace tres años obtuvo un crédito en el Banco Nacional de Fomento, se retrasó y su calificación descendió.

Finalmente canceló el total de la deuda, pero en su historial quedó registrado el antecedente lo cual no le permite acceder a nuevos préstamos.

Otro caso es el de Juan Vera. Hace dos años contaba con dos trabajos, tenía capacidad para endeudarse y lo hizo con una casa comercial y con una telefónica. Luego se quedó sin empleo, dejó de pagar y dañó su calificación.