El Pleno de la Asamblea Nacional inició este lunes el primer debate del proyecto de Ley para el Equilibrio de las Finanzas Públicas que fue enviado hace dos semanas por el presidente de la República, Rafael Correa, con el carácter de económico urgente.

El primer asambleísta en intervenir fue Virgilio Hernández, de AP, quien defendió la propuesta y afirmó que con la iniciativa se perfecciona el sistema tributario, se fortalece dolarización, garantiza un sistema fiscal más justo, y se incentiva el uso del dinero electrónico para aumentar velocidad de la circulación monetaria.

“El dinero electrónico está respaldado en Código Monetario y Financiero”, dijo el legislador, quien añadió que con esta normativa también se regulan algunos beneficios para las personas con discapacidad y tercera edad.

En una segunda parte, el asambleísta se refirió a la salud preventiva, y destacó que con el proyecto se incrementa en dos centavos al valor unitario del cigarrillo. En este ámbito también se ubica el incremento del Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) para la cerveza industrial de 7.24 x litro de alcohol puro a $12 con lo que se equipara la carga tributaria con otros licores. Las cervezas artesanales mantienen el régimen actual y se benefician en la forma del cálculo del ICE, manifestó.

“El Estado destina 200 millones de dólares para atender a personas con enfermedades derivadas del consumo de tabaco.

Asimismo, se grava con ICE a las bebidas con contenido mayor a 25 gramos de azúcar o su equivalente en edulcorantes artificiales, incluidas  mezclas en polvo. Se exceptúan a productos lácteos y sus derivados y a los jugos que tengan más del 50 % de frutas. Hernández argumentó que el gobierno gasta 700 millones de dólares en atender enfermos con diabetes, que es la primera causa de muerte en Ecuador.

En la telefonía móvil se vuelve a grabar el 15 % para telefonía fija y móvil que ya existía, pero en este caso solo se aplica para las sociedades. Antes de 2008 este impuesto pagaban tanto las personas naturales y como las sociedades. De igual forma, se exceptúa al servicio de Internet

De su lado Oswaldo Larriva, asambleísta independiente, señaló que hay que procurar no afectar el buen vivir de las personas con discapacidad y adultos mayores con esta Reforma Tributaria, y acotó que es necesario tener cuidado con ingresos y asignaciones de GAD, especialmente de municipios pequeños.

Un criterio similar al de Larriva lo tuvo el asambleísta Ramiro Aguilar, quien detalló que con la ley se pretende que el ciudadano utilice una herramienta monetaria que está en Código Monetario. En este sentido, afirmó que el problema de la moneda electrónica no está en quién la vaya administrar, sino que el problema radica en que para usar este tipo de iniciativa es necesario un gobierno responsable. “En el cual podamos confiar. No se puede confiar en este Gobierno cuando después de la bonanza económica hoy haya una contracción del circulante”, dijo.

Además, el legislador afirmó que el impacto de esta Ley lo pagarán más de 180 000 tenderos por el aumento de los impuestos a gaseosas, cigarrillos, entre otros, y por ello si el Estado le saca plata del bolsillo al ciudadano tiene que decirle qué va a ser con ese dinero.

Según la Asamblea Nacional, uno de los cambios que analizó la Comisión de Régimen Económico tiene que ver con las exenciones en la importación de vehículos para personas con discapacidad. Se cambia el monto máximo exento de 50 a 60 salarios básicos unificados.

Además, los lácteos y sus derivados no sufrirán ninguna elevación, ni los jugos que tengan por lo menos el 50 % de pulpa de fruta natural. En este sentido, Rosana Alvarado, fue clara al decir que “se trata de contribuir para que se cambien los hábitos de consumo”. La cerveza y el licor artesanal tampoco están dentro de la medida, mientras que para los cigarrillos, la propuesta inicial contemplaba que el impuesto sea de 1 centavo por unidad. Sin embargo, se analizará una tasa de 2 centavos por cada unidad.