Compartir

De homicidio culposo y almacenamiento ilegal de combustibles se lo imputa al propietario del restaurante Nuevo Toronto, quien está detenido desde la noche del lunes. Las penas pueden ser acumulables. El proceso legal se inició con la instrucción fiscal y se extiende al negocio como persona jurídica. Fiscalía pedirá reparación integral.

El Telégrafo

Lin Shulong, dueño del restaurante Nuevo Toronto, ubicado al norte de Quito, donde ocurrió la explosión la noche del domingo que dejó como saldo preliminar dos fallecidos, 10 heridos e incuantificables daños materiales, ya se encuentra detenido.

En la audiencia de calificación de flagrancias y formulación de cargos realizada alrededor de las 22:15 del pasado lunes, la fiscal de turno, Sandra Rosillo, solicitó la prisión preventiva para el dueño del restaurante, oriundo de China, pero con nacionalidad ecuatoriana. Los cargos que se le imputan son homicidio culposo (sancionado con cárcel de 3 a 5 años) y almacenamiento ilegal de combustible (sancionado con prisión de 1 a 3 años).

En este caso las condenas que se impongan pueden ser acumulables. Así se inició la instrucción fiscal contra el ciudadano chino como persona natural y también jurídica del restaurante Nuevo Toronto. Entre los elementos de convicción que encontró la Fiscalía y que presentó ante el juez de flagrancias constaron el parte policial que hacía alusión a la explosión sucedida en este restaurante de la 10 de Agosto y Río Coca.

Y los informes médicos de las dos personas que fallecieron: un niño de 7 años que sufrió golpes a consecuencia de la explosión y luego falleció en una de las clínicas de la ciudad, y una adulta mayor de 82 años de edad.

Fuente: El Telégrafo