Compartir

Un pago anticipado y voluntario por $ 266,6 millones al Banco de Desarrollo de China (CDB) permitirá al país un ahorro en sus finanzas y una disminución de la presión fiscal en el orden de los $ 270,75 millones, informó este jueves 27 de septiembre el Ministerio de Economía y Finanzas.

Twitter

Este desembolso corresponde a dos tramos del contrato de crédito, denominado Línea II, que Ecuador firmó con la institución bancaria el 27 de junio de 2011.

El préstamo, de $ 2.000 millones, se dividía en: $ 1.400 millones de libre disponibilidad, a una tasa de interés del 7,159 por ciento; y, $ 600 millones que se desembolsaron en RMB (moneda china) para proyectos de inversión, a una tasa de interés del 6,253 por ciento.

Siete años después, el saldo por pagar de esta Línea II se dividía en dos tramos: el Tramo A (en dólares), por $ 238,07 millones; y, el Tramo B por $ 33,3 millones (en RMB traídos a dólares con una cotización de 6,87 RMB por dólar al 15 de septiembre), explicó la secretaría de Estado en un comunicado.

El prepago voluntario no afecta la liquidez y las reservas de la caja fiscal del país, agrega el escrito de Finanzas, que indicó que con esta operación se reducirá la presión fiscal a la caja en $ 91,63 millones a diciembre de 2018; en $ 90,05 millones a marzo de 2019; y. en $ 90,05 a junio del próximo año.

En total, el alivio fiscal sumará $ 270,75 millones. Al pagarse la totalidad del saldo de la Línea II, el Estado ecuatoriano evitó cancelar $ 9,34 millones por concepto de intereses. “Estamos dando un ejemplo de hacer bien las cosas.

El mercado ve con buenos ojos el ordenamiento de las finanzas públicas y se nos abren nuevas opciones en los mercados”, explicó el ministro de Economía y Finanzas, Richard Martínez.

Fuente: El Telégrafo