Compartir

La construcción de ocho centrales hidroeléctricas cambiarán la vida del país y se convertirá en un exportador de energía a los países vecinos. Así lo explicó ayer el Presidente de la República, Rafael Correa, durante la clausura del noveno gabinete binacional con Perú.

El Jefe de Estado aseguró que Ecuador está cambiando su estructura productiva, pues por primera vez será exportador de servicios energéticos. “Estamos renovando totalmente nuestra matriz eléctrica de fuente térmica en un 96% de fuentes hídricas, de las más amigables con el medio ambiente y vamos a tener la capacidad, en el primer semestre de 2016, de exportar servicios energéticos. Con Colombia está completa la interconexión”, dijo.

Además,  añadió que en el gabinete binacional se analizó completar la interconexión con Perú e incluso crear un corredor desde Colombia hasta Chile, lo que beneficia a todos los países porque no es un aspecto competitivo, sino complementario. “Si le falta energía a Perú se la envía desde Ecuador y viceversa, todos salimos ganando”.

El Mandatario también sostuvo que se ha conversado abiertamente de la cuestión comercial y desarrollo social. Pese a las dificultades económicas existe la voluntad política de ambos países de seguir trabajando para mejorar las condiciones de vida en la zona de la frontera común.

De su lado, el presidente peruano Ollanta Humala aseguró que Perú y Ecuador, en un clima de paz, caminan a la hermandad y transparencia. “El desarrollo y hermanamiento solo se pueden construir en un clima de paz. La economía mundial se desacelera, hay problemas por todos sitios; sin embargo, aquí hablamos de cómo resolverlos juntos, como tiene que ser”.

El gobernante peruano destacó “las cosas buenas que hace Ecuador” y que Perú también puede hacer para el desarrollo.