Compartir

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, se trasladó la noche del lunes a Nueva York para reunirse con el secretario general de la Organización de Naciones Unidas, Antonio Guterres, en búsqueda de cooperación internacional para enfrentar el fenómeno de la corrupción.

Cancillería

La jefa de la diplomacia ecuatoriana señaló que este viaje tendrá tres objetivos fundamentales, el primero es proponer el fortalecimiento de los mecanismos de cooperación entre los países para combatir la corrupción. “Dolorosamente hay que reconocerlo, el flagelo de la corrupción es supranacional, lo hemos visto con el caso Odebrecht”, acotó.

Un segundo aspecto es proponer la elaboración de una batería de indicadores entre los 181 Estados Parte de la Convención de Lucha contra la Corrupción, “para tener sistemas de medición, de intercambio y cooperación que sean similares para ser aplicados a todos por igual”, y finalmente, proponerle a la ONU “un intercambio de experiencias de buenas prácticas de distintos países para combatir la corrupción”.

Espinosa, quien forma parte del Frente de Lucha y Transparencia contra la Corrupción instalado la víspera por el presidente Moreno, señaló que su país es parte de las Naciones Unidas y parte contratante de dicha Convención desde 2005, por lo que es un acto soberano de su gobierno acudir a este organismo con iniciativas al respecto.

Fuente: Agencia Andes