Compartir

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, anunció hoy que el Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana coordina la apertura en Quito de una sede de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (ONUDD).

Shutterstock

La ministra se entrevistó hoy con el representante regional de la ONUDD, Kristian Hölgem, con el que abordó el fortalecimiento de la cooperación internacional con esta agencia.

La solicitud de apertura de la nueva sede en Ecuador fue recibida de manera positiva por el representante de ONUDD, que cuenta con seis oficinas en América Latina y el Caribe, precisó la Cancillería en un comunicado.

La sede en Ecuador permitirá fortalecer las líneas de cooperación y asesoría técnica para combatir la delincuencia organizada transnacional y el abordaje integral del tráfico ilícito de drogas, en especial ante la situación en la frontera con Colombia, principal productor de cocaína de la región.

El Ministerio público señala que este tipo de acciones, permiten consolidar la cooperación internacional en el marco de la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus Protocolos adicionales.

La reunión con el representante de la ONU permitió revisar los avances en la negociación de un memorando de entendimiento con esta oficina de la Organización sobre el fenómeno socioeconómico de las drogas, en coordinación con el Ministerio de Salud Pública.

La ONUDD es la principal agencia multilateral con competencias para gestionar la cooperación y asistencia técnica para mejorar las capacidades de los estados miembro para contrarrestar los efectos del tráfico ilícito de estupefacientes y la delincuencia organizada.

En la entrevista, Espinosa y Hölgem también analizaron los progresos en la implementación del memorando de entendimiento sobre transparencia y lucha contra la corrupción.