Compartir

La Empresa estatal petrolera ecuatoriana, Petroecuador, entregó hoy de forma definitiva el edificio sede en el que la Organización Latinoamericana de Energía (Olade) ha permanecido los últimos 33 años.

En una ceremonia especial celebrada en el inmueble, situado en un barrio del norte de Quito, el secretario de Olade, el uruguayo Alfonso Blanco, agradeció al Gobierno de Ecuador por el apoyo brindado a la organización.

Blanco, quien asumió la Secretaría Ejecutiva de la Olade en enero pasado, ratificó el compromiso de la organización con la comunidad regional, mediante su relación estrecha con el sector energético del orbe.

De su lado el gerente de Petroecuador, José Luis Cortázar, indicó que la entrega del edificio se efectúa a un organismo como la Olade que trabaja por la integración regional.

El ministro ecuatoriano de Hidrocarburos, José Icaza, dijo que este es un acto que marca un hito para le región, especialmente para los países que integran Olade.

“No dudamos ni un instante en garantizar las facilidades para garantizar el desempeño de la organización, de acuerdo a lo que establece el Convenio de Lima”, manifestó Icaza al recordar que ese acuerdo suscrito en 1973 dio origen a la Olade.

La Organización Latinoamericana de Energía fue creada para contribuir a la integración, al desarrollo sostenible y la seguridad energética de la región, además que asesora e impulsa la cooperación y la coordinación entre sus 27 países miembros.

La Olade está formada por Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela, Barbados, Cuba, Grenada, Guyana, Haití, Jamaica, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago, Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua y Panamá. También Argelia como país participante.