Contrarian Capital Management LLC y Grantham Mayo Van Otterloo & Co. (GMO) que tendrían apenas el 3% del total de deuda, demandaron al Ecuador para que no continúe el proceso de renegociación de deuda. Este se encuentra en la etapa de votación que concluye este viernes 31 de junio.

CNN

Contrarian Capital y GMO, acusan al Ecuador de haber cometido “un fraude en el mercado”. Además dicen que ha cometido “violaciones de las leyes federales” y hablan de un “intercambio coercitivo” basados ​​en declaraciones falsas y engañosas hechas por Ecuador el 27 de julio de 2020. Según estos tenedores la actuación del Ecuador los ha privado de protecciones clave y los somete a un trato áspero e injusto si se niegan a dar su consentimiento. Además aseguran que tendrán pérdidas irreparables. “La oferta de licitación coercitiva viola las disposiciones de sus bonos porque discrimina a los tenedores de bonos no demandantes”, dicen.

Augusto de la Torre, asesor del Consejo Económico del Gobierno, dijo que “los litigantes buitres no representan a más del 3% del valor facial de los bonos. Su pedido va en contra del interés de la mayoría amplia que ya ha expresado su apoyo a la propuesta del Ecuador. Los abogados de la República del Ecuador podrán presentar argumentos fuertes ante el juez, enfatizando el enorme costo económico y humano que implicaría para nuestro país el suspender el proceso de renegociación de la deuda”.

Ecuador había lamentado, hace pocos días, la actitud del Comité Directivo pues consideraba que estaba tratando de obtener una ventaja injusta, cuando la negociación ecuatoriana ha sido de buena fe.

En la demanda se hace alusión al historial moroso del Ecuador. Indicando que “desde 1826 hasta 2010, Ecuador ha incumplido nueve veces en bonos en moneda extranjera y numerosos veces a acreedores de bancos comerciales extranjeros y otros, de modo que ha estado en incumplimiento durante al menos 109 de los últimos 184 años, el sesenta por ciento de las veces desde 1826 hasta 2010”.

Además indican que Ecuador también tiene un legado de inestabilidad política y escándalos de corrupción que ha sido un factor sustancial en sus problemas económicos y persistentes incumplimientos de la deuda soberana. Recuerdan la declaratoria de deuda ilegítima en 2008 por parte del Gobierno de Rafael Correa y dice que desde 2014 se volvió a colocar bonos que aseguraban que en caso de reestructuración los tenedores de los bonos que no presenten ofertas recibirían términos “no son menos favorables” que los términos de cualquier nueva oferta de bonos.

No es la primera vez que Contrarian demanda a un país por temas de deuda. Lo hizo con Argentina hace pocos años pero luego declinó. GMO en cambio tuvo un conflicto judicial con Ecuador en 2014 cuando demandó al país por el proceso de moratoria del 2008. Sin embargo, el tema se resolvió fuera de corte en el 2015.

Nota Original: El Universo – LINK