Compartir

La diplomática venezolana fue expulsada luego de que el ministro de Comunicación de ese país, Jorge Rodríguez, desacreditara al presidente Lenín Moreno. La decisión fue respaldada por sectores políticos y ciudadanos de Ecuador.

El Telégrafo

Las relaciones diplomáticas entre Venezuela y Ecuador se rompieron. Las declaraciones del ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, en contra del presidente Lenín Moreno provocaron la expulsión de la embajadora de venezolana en este país, Carol Delgado.    El Ministerio de Relaciones Exteriores anunció este jueves 18 de octubre la decisión. “La República del Ecuador no tolerará ninguna muestra de irrespeto a sus autoridades”. Sin embargo, aclara la Cancillería que Ecuador, “fiel a sus principios democráticos y humanitarios, continuará brindando asistencia a los ciudadanos venezolanos que ingresan al país, contribuyendo con un esfuerzo económico y social significativo para proteger sus derechos humanos”.

Además señaló que Ecuador está convocando a la Encargada de Negocios del Ecuador en Venezuela, Elizabeth Méndez, para mantener consultas. El pasado miércoles, Rodríguez aseguró en su país que el Mandatario ecuatoriano “mintió” durante su discurso el pasado 25 de septiembre en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la situación de Venezuela. El funcionario venezolano sostuvo que el Jefe de Estado ecuatoriano “infló” la cifra de los migrantes venezolanos que ingresaron en el país. “No puedo creer que se pueda ser tan mentiroso. La cifra que él manejó es como si 140 autobuses salieran diariamente desde Venezuela hasta Ecuador”, puntualizó. Moreno aseguró en esa cita que el país llegó a recibir al día 6.000 extranjeros.

En su cuenta de Twitter, el Mandatario ecuatoriano respondió a esas descalificaciones. “La ofensa de un miserable siempre ennoblece”, dice su trino. También la Secretaría de Comunicación (Secom) contestó al funcionario del país llanero. “La República de Ecuador no tolerará ninguna muestra de irrespeto a sus autoridades”.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original LINK