Compartir

El gobierno ecuatoriano extendió por un mes más la declaratoria de emergencia a fin de continuar atendiendo el flujo migratorio de ciudadanos venezolanos por el territorio nacional, informó Jorge Icaza, subsecretario de la Comunidad Migrante.

Twitter Cancillería Ecuador

El anuncio se realizó este 30 de octubre en el marco de la IV Mesa Nacional de Movilidad Humana que se desarrolla este 30 de octubre en la ciudad de Tulcán, fronteriza con Colombia.

La medida, que incluye a las provincias de Carchi, Pichincha y El Oro, busca implementar acciones como el incremento de personal para el control migratorio y de seguridad; atención de salud; apoyo con equipos de trabajadores sociales y psicólogos, especialmente para los grupos vulnerables (niños, niñas, adolescentes y mujeres), entre otras estrategias.

Durante su intervención, Icaza destacó los objetivos de la Cancillería en beneficio de los migrantes y los servicios brindados a nivel nacional desde que se implementó la primera emergencia, el pasado 4 de agosto.

De su parte, el viceministro de Movilidad Humana, Santiago Chávez, manifestó que se trabaja en organizar una mesa de donantes, a fin de sensibilizar a los organismos frente a las necesidades de las personas en situación de movilidad y su inclusión en la sociedad. “Tenemos un Plan Nacional de Movilidad Humana que recoge varios principios, entre ellos, la transversalidad sobre los esfuerzos que han hecho todas las instituciones por las personas en situación de movilidad”, resaltó el funcionario.

Chávez ponderó que la Declaración de Quito, en una cita a la que asistieron representantes de 11 países de la región el pasado 4 de septiembre, ha sido acogida por distintos organismos internacionales.

El funcionario señaló que este documento marcó la hoja de ruta a seguir para la segunda reunión internacional a realizarse en noviembre próximo en Quito.

El viceministro agradeció el aporte de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y del Programa Mundial de Alimentos para el apoyo brindado a los venezolanos que se han quedado en el país y para los que se pasan de tránsito hacia otras naciones de la región.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK