Compartir

Las obligaciones con el país asiático son el 18,4% de toda la deuda externa pública. Moreno arribará hoy a Pekín. Firmará convenio de recursos no reembolsables.

EFE

A las 21:30 de hoy (hora en Ecuador) el presidente Lenín Moreno aterrizará en Pekín. Su agenda en territorio chino durará hasta el 13 de diciembre y tiene como propósito conseguir financiamiento y renegociar la deuda bilateral con ese país.

Moreno fue claro. “Voy a conversar con el presidente Xi Jinping y a manifestarle que requerimos un impulso para nuestro desarrollo; que lastimosamente los compromisos que se establecieron con anterioridad no son los más adecuados para que el país pueda salir adelante”.

Ecuador adeuda a China la cantidad de $ 6.468,7 millones. El rubro abarca el 18,4% de toda la deuda pública externa del país, que está valorada en $ 35.192,7 millones a octubre de 2018. Las intenciones del Gobierno no son nuevas y responden a la urgencia de relajar la deuda pública en general, estableciendo condiciones favorables y menos onerosas que las actuales.

Pero, ¿qué tan factible es llegar a un consenso con China? Para Diego Borja, exgerente del Banco Central del Ecuador (BCE), todo dependerá de la capacidad de negociación política y no solo financiera.

Eso debe traducirse, apunta Borja, en la modificación del esquema de garantías de financiamiento a cambio de petróleo, en la búsqueda de participación de inversiones directas por parte de empresas chinas, en acuerdos para colocar porciones de productos ecuatorianos en el mercado chino, en el mejoramiento de la balanza comercial, y en el establecimiento de convenios de formación tecnológica e intercambio académico para estudiantes universitarios.

En los últimos meses funcionarios ecuatorianos han adelantado negociaciones con sus pares chinos, como antesala del encuentro oficial entre los presidentes de ambos países que tendrá lugar el 12 de diciembre. Uno de los ocho convenios que suscribirán Lenín Moreno y Xi Jinping tiene que ver con recursos no reembolsables de China a Ecuador.

El país asiático proveerá una parte de los $ 2.000 millones de financiamiento que el Gobierno ecuatoriano espera recibir en diciembre, según dijo Fabián Carrillo, viceministro de Finanzas, en una entrevista publicada en El Comercio el 6 de diciembre.

Los créditos chinos han sido blanco de críticas por parte de diversos sectores, entre otros aspectos porque sus tasas de interés son mayores a las de organismos multilaterales, y porque también comprometieron la entrega de petróleo a largo plazo.

Luis Espinosa Goded, economista y catedrático de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ), no es partidario de firmar acuerdos con Pekín.

Recuerda que algunas obras financiadas con dinero chino y construidas por empresas de ese país hoy presentan desperfectos técnicos y están envueltas en escándalos de corrupción, como es el caso de la hidroeléctrica Coca Codo Sinclair.

En todo caso, Goded sugiere que los nuevos contratos deben ser públicos y no estar blindados por cláusulas de reserva de información. “Los acuerdos necesariamente tienen que ser públicos porque el que se endeuda no es el Gobierno; el Gobierno endeuda a todos los ecuatorianos a su nombre, lo que es distinto”, enfatiza.

Moreno acorta su viaje por la elección del Vicepresidente

El periplo internacional del Presidente de la República incluye, también, su paso por Catar y España. No obstante, se anunció que retornará al Ecuador antes de lo que estaba planeado. La decisión obedece “al momento político que atraviesa el país y considerando que en los próximos días se prevé la designación del nuevo Vicepresidente Constitucional de la República”, reza un comunicado oficial.

El 13 de diciembre partirá de China a Catar, en donde permanecerá hasta el 15. Luego irá a Barcelona (España), de donde volverá al país el 17 de diciembre.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK