Compartir

En Notimundo a la Carta, Esteban Santos, analista internacional, analizó las consecuencias del anuncio por parte de la Fiscal de Suecia, de cerrar las investigaciones contra Julian Assange.

Notimundo

Esteban Santos, analista internacional, en entrevista para Notimundo a la Carta con Hernán Higuera y Verónica Jarrín, hizo un análisis sobre la decisión de cerrar las investigaciones contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, por presunta violación. El canciller de Ecuador, Guillaume Long pidió al Gobierno del Reino Unido que extienda un salvoconducto para que Assange pueda continuar asilado pero en Ecuador. Lo que dijo la Fiscal de Suecia fue que no fue que no existan documentos sobre una posible culpabilidad, sino que no hubo cooperación por parte del Gobierno de Ecuador.

Santos aseguró que Assange tiene todavía una orden de presión por no haber comparecido a la Corte en el 2012, lo cual significa que en el momento en que Assange salga de la Embajada lo pueden arrestar. El Ecuador pide que se levante esta sanción porque ya no existe una acusación en contra de Julian Assange. Baltazár Garzón, abogado principal del equipo de defensa de Julian Assange, dijo que todavía están a la expectativa de lo que pase con Estados Unidos para que se pueda levantar la acusación. Santos manifestó que la postura del país norteamericano frente a este tema, “es un poco vaga porque no se sabe a ciencia cierta que va a pasar”.

Ahora, únicamente  lo que queda en torno a este tema es lo político, según el analista. El Ecuador busca conseguir un salvoconducto para que el fundador de WikiLeaks pueda llegar al país. Santos aseguró que el salvoconducto no se va a concretar.

Según Santos, el asilo político de Assange, ha tenido costos económicos, internacionales y políticos. Santos manifestó que “el estar asilado tiene una implicación directa, el no poder inmiscuirse en temas políticos” y Assange violó este tema cuando emitió comentarios en contra de un candidato en época de campaña electoral.

Ecuador debe analizar si desea continuar con estos impases con el Gobierno del Reino Unido al mantener en asilo político de Julian Assange.