El ministro del Interior, César Navas, recalcó que para la liberación del equipo periodístico de diario El Comercio, el Estado no está negociando con los secuestradores, quienes estarían vinculados al grupo delictivo organizado liderado por alias 'Guacho'.

El Telégrafo

En la zona de frontera hay alrededor de 250 hombres tácticos trabajando en la liberación y en la seguridad de la zona. Durante un conversatorio con la prensa extranjera en el Círculo Militar, al norte de Quito, el ministro aclaró que se desarrolla un proceso técnico policial, pero advirtió que no es una negociación.

“No estamos en ningún proceso de negociación, se han abierto cuatro escenarios que no se los puedo decir. Pero si les puedo decir de la voluntad del Gobierno y del presidente Lenín Moreno que nos ha pedido que se agoten todas las instancias para que nuestros conciudadanos regresen a sus hogares”. El general Ramiro Mantilla, comandante de la Policía Nacional, explicó de qué se trata el proceso técnico policial. “Es un protocolo para actuar cuando se produce este tipo de secuestros”.

Manifestó que los secuestradores no solicitan dinero sino otros pedidos, los cuales se hicieron públicos en el video que circuló del equipo secuestrado. Explicó que una de las acciones es evitar realizar operativos militares y policiales en Mataje, como una estrategia para “bajar las tensiones”.

Al mismo tiempo, resaltó que la Unidad de la Unidad Antisecuestros y Extorsión (Unase) ya realiza actividades que no pueden ser difundidas a la opinión pública. Mantilla informó que, desde octubre del 2017 hasta la actualidad, 23 integrantes del grupo delictivo de ‘Guacho’ han sido detenidos.

De ese número, 14 fueron detenidos el año anterior, los cuales se dedicaban al apoyo logístico con precursores químicos y combustible para el procesamiento de droga que “se lo realiza en Colombia”.

El jefe policial destacó que “ellos son los encargados de sacar la droga por el río Mataje y también por nuestro territorio. Luego del atentado (27 de enero), con la Fiscalía empezamos a identificar quienes eran las personas que colocaron los artefactos explosivos, quienes colaboraron a colocar estos artefactos”.

Agregó que luego de esos, se identificó “muchas alertas de colocación de explosivos” y que se reaccionó con celeridad.

Mencionó la detención en Viche de nueve personas que, según las evidencias, fueron las que colocaron los explosivos en la provincia. Mantilla reconoció que la focalización del problema está en Mataje y El Pan, por eso, destacó la presencia de policiales y militares a 1,5 kilómetros de esas poblaciones.

Y dijo que no es posible tener presencia dentro de esas localidades porque “podemos afectar la seguridad e integridad del equipo periodístico. No es que no queramos entrar, sino que es prioridad mantenerles con vida”.

En la cita también estuvo la canciller María Fernanda Espinosa, quien afirmó que Ecuador mantiene una diálogo “permanente y firme” con Colombia para que el país vecino asuma su corresponsabilidad por la situación en la frontera.

Fuente: El Telégrafo