Compartir

Un total de 69 femicidios se han registrado en lo que va del año, de los cuales han sido resueltos 43, mientras que 12 se encuentra en proceso de investigación y 14 con boleta de captura, informó este lunes el ministro del Interior subrogante, Andrés de la Vega.

Agencia Andes

“Todo el Gobierno va a desplegar sus mayores esfuerzos para que ningún caso quede en la impunidad”, manifestó el funcionario y agregó que desde mayo ha sido conformada la lista de ‘los más buscados’ por delitos de género.

La ministra de Justicia, Rosana Alvarado, por su parte, pidió a la ciudadanía denunciar casos de violencia de género por medio de la línea 911 o mediante la línea telefónica 1800-delito.

“No vamos a permitir la impunidad con todo respeto a los operadores de justicia. Haremos el seguimiento para que las sanciones sean por femicidio”, enfatizó la secretaria de Estado y manifestó que es necesario trabajar en la prevención de la violencia intrafamiliar y no solo en la sanción.

“Nos parece importante desarrollar una ley orgánica de la erradicación de la violencia de género. La sociedad sigue viendo a las mujeres como propiedad, como objetos y esto se debe cambiar”, agregó la ministra Alvarado.

Acerca de la atención a hijos que quedan en la orfandad tras casos de femicidio, señaló que es necesaria una propuesta de Ley para ofrecer una atención integral del Estado para que los hijos puedan ser beneficiados de vivienda, educación y que “no sigan siendo víctimas de lo que ya vivieron”.

Estas declaraciones fueron realizadas en una rueda de prensa en la que la Policía informó detalles de la detención del último caso de femicidio registrado la semana pasada en el que un sujeto habría asesinado a su esposa y luego la habría desmembrado.

Desde 2007, en el gobierno del expresidente Rafael Correa se declaró como política de Estado la erradicación de la violencia de género hacia la niñez, adolescencia y mujeres para lo cual se dispuso la elaboración de un plan que permita generar acciones y medidas para que exista una coordinación y articulación interinstitucional en todos los niveles del Estado.

Los ejes estratégicos de este plan consisten en buscar la transformación de patrones socio culturales para sensibilizar a la población sobre la discriminación a la mujer; crear espacios de protección integral para víctimas de violencia de género, por ejemplo, los centros especializados y las casas de acogida.

Fuente: Agencia Andes