Compartir

Los mandatarios Lenín Moreno y Martín Vizcarra, respectivamente, acordaron la puesta en marcha de cinco convenios en materia laboral, atención en salud en frontera, fortalecimiento de las telecomunicaciones, cooperación en agricultura y riego, e inclusión económica y social. Además se comprometieron para que las agendas de trabajo acordadas se cristalicen en el territorio. El próximo Gabinete Binacional será en Tumbes, en 2019.

El Telégrafo

La lucha contra la corrupción es una acción regional. Ecuador y Perú se comprometieron a transparentar el sector público, cuyos “vicios” han frenado el desarrollo y los compromisos asumidos en gabinetes binacionales.

A pesar de los alcances logrados desde que se firmó la paz en 1998 hasta la actualidad, las autoridades quieren que las agendas de trabajo sean más dinámicas y efectivas. El mandatario Lenín Moreno y su titular de Perú, Martín Vizcarra, se comprometieron a realizar esfuerzos para que los acuerdos lleguen a territorio.

El XII Gabinete efectuado en el Palacio de Carondelet, así como sus compromisos y convenios, ya se cristalizaron bajo la premisa del nuevo compromiso.

“A los temas hay que llevarlos a la práctica porque si la teoría no es llevada a la práctica lo único que hace es satisfacer vanidades personales”, dijo el Jefe de Estado al destacar que se comprometió a establecer una agenda que se convierta en realidad. “Le solicitamos con mucha amabilidad y firmeza a los ministros que nos acompañan poder llegar a decisiones y logros concretos”, destacó el Presidente peruano.

La delegación sureña comprobó en su estadía en el país que Ecuador tiene los mismos problemas políticos que Perú. Por eso coinciden en mejorar la institucionalidad del Estado para dar confianza a la ciudadanía.

Pero ese rol anticorrupción fue asumido en la última Cumbre de las Américas en abril pasado. “Esa decisión genera reacción y dificultades, pero con convicción vamos a superar y generar las condiciones adecuadas para tener el progreso y desarrollo sostenible que requieren nuestros países”, dijo Vizcarra.

Moreno a su vez destacó que ese nuevo aire atraerá más inversión, producción, empleo y riqueza. La idea es que en cada sector de ambos países -ya sea a nivel social, de infraestructura y conectividad, inversión, comercio y turismo; seguridad y defensa; y asuntos ambientales, energéticos y mineros- los responsables de las diferentes carteras hagan esfuerzos para transparentar y luchar contra la corrupción.

También impulsar los principios éticos y económicos, principalmente.

Los acuerdos

En la cita que concluyó este viernes 26 de octubre, los presidentes de Perú y Ecuador acordaron cinco convenios. No se dieron detalles de los mismos. Durante dos horas, los ministros acordaron fortalecer las telecomunicaciones en la frontera; establecer un entendimiento de cooperación para el plan quinquenal de salud 2018-2022 y un convenio a nivel laboral.

Otro eje es la cooperación en agricultura y riego, y el último, en relación a la inclusión económica y social. Además se revisaron los avances de los acuerdos suscritos en el gabinete pasado, en la ciudad de Trujillo.

En la jornada que duró dos días se pasó revista a los problemas que arrastra la cuenca hídrica (común) Puyango-Tumbes. Ambos países se comprometieron a descontaminar la cuenca y para ello se hará un monitoreo compartido para identificar los lugares de la contaminación, por efectos de minerales como el arsénico y plomo.

Además buscan también represar el agua para prevenir desastres naturales. En el tema de defensa y seguridad, Vizcarra hizo una observación a lo acordado en el anterior Gabinete en Trujillo, en la costa peruana. Instó a que haya una mejor articulación en la Comisión de Defensa y Seguridad, especialmente en lo administrativo y legal.

“La delincuencia internacional está bien coordinada y no le interesa la frontera. Las organizaciones criminales pasan de un lado a otro. Si queremos hacerle frente debemos tener la misma facilidad de coordinar”, dijo. Otro tema fue el combate a la minería ilegal en la zona fronteriza, diferenciándola con el pequeño minero y artesanal.

Para verificar el cumplimiento de esos temas se realizará el próximo año un nuevo Gabinete Binacional en Tumbes, lado peruano. Un tema a tratar allí, destacaron en Quito, será el impulso de las energías renovables.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK