Compartir

El presidente del vecino país, Martín Vizcarra, llega este jueves 25 de octubre a Quito. Dialogará con el mandatario ecuatoriano y conmemorarán los 20 años de la paz.

Shutterstock

El presidente de la República, Lenín Moreno, recibirá este jueves 25 de octubre a su homólogo peruano, Martín Vizcarra, quien cumplirá una visita de Estado a nuestro país con motivo de los 20 años de la firma del acuerdo de paz entre ambas naciones.

Según la agenda oficial, el presidente Vizcarra arribará al Palacio de Gobierno a las 10:30, donde será recibido por el Mandatario ecuatoriano para sostener una reunión privada.

Posteriormente, alrededor de las 11:30, se desarrollará la ceremonia en la cual el presidente Moreno le entregará la condecoración Orden Nacional al Mérito en el Grado de Gran Collar, al gobernante peruano.

Al mediodía se desarrollará el acto conmemorativo por la firma de los acuerdos de paz de Brasilia, en el salón Amarillo, al que acudirán los embajadores de los países garantes del convenio, autoridades del Gobierno y el Estado ecuatoriano e invitados especiales.

Al finalizar la agenda de trabajo, las delegaciones e invitados compartirán un almuerzo ofrecido por el Presidente de la República del Ecuador.

Para el viernes 26 de octubre se instalará en el Palacio de Gobierno la reunión de Gabinete Binacional, liderada por los jefes de Estado de los dos países.

En la cita se analizarán los avances de los proyectos de interés común en los ámbitos social y cultural, productivo, comercial, de inversión y turismo. Además, ambientales, energéticos y mineros, infraestructura y conectividad y seguridad y defensa.

El 26 de octubre de 1998, luego de un proceso de tres años a raíz del último enfrentamiento entre ambos países, los mandatarios de Ecuador y Perú de entonces, Alberto Fujimori y Jamil Mahuad, sus cancilleres y los presidentes de Brasil, Argentina y Chile -en su calidad de garantes-, suscribieron el Acta de Brasilia que dejó constancia formal de la conclusión definitiva de las diferencias que durante décadas habían separado a sus dos países.

El acuerdo de paz ha reportado beneficios concretos en áreas, como el desminado humanitario que realizan las unidades binacionales.

A esto se suman la ejecución de proyectos de carácter social en beneficio de las poblaciones localizadas en la zona de frontera, la prevención y control de enfermedades transmisibles, promoción de la salud y atención binacional en frontera, así como una respuesta conjunta frente a emergencias y desastres naturales.

Fuente: El Telégrafo – Nota original: LINK