El timbre suena al son del himno nacional británico "God Save The Queen" y el príncipe Enrique abre la puerta y se encuentra con Ed Sheeran en el umbral. Ambos son pelirrojos y usan barba.

ed_sheran
Créditos: BBC

“Es como mirarme en el espejo”, bromea el príncipe antes de invitar a entrar a la estrella del pop.

Esta es la escena inicial de un video lanzado el jueves en el cual el nieto de la reina Isabel II y el músico ganador del Grammy unen fuerzas para hacer campaña sobre un tema que les preocupa profundamente.

El clip, publicado en la página de Instagram de Enrique, muestra a ambos sentados en una mesa conversando sobre su pasión común, pero poco después queda claro que hubo un malentendido. (reuters)