Compartir

La reserva de información, que tenían los servidores del Ministerio de Educación, así como sus actuaciones legales, administrativas y técnicas, se levanta y esos datos serán públicos y de libre acceso ciudadano. Esto luego de que el ministro del ramo, Fander Falconí, suscribiera el Acuerdo Ministerial 089-A, que reforma el Código de Ética, aprobado por la exministra Gloria Vidal, en el 2012.

Imagen referencial Shutterstock

El documento señala que no podrá invocarse la reserva de la información cuando se trate de investigaciones que realicen las autoridades públicas competentes sobre violaciones a derechos de las personas, establecidos en la Constitución.

Incluye declaraciones, pactos, convenios, instrumentos internacionales o el ordenamiento jurídico interno, por lo que las autoridades del Ministerio están en la obligación de facilitar esta información a las autoridades judiciales. También suprime las disposiciones con las que se restringía el acceso a la información, que por su naturaleza, debe ser pública y de libre acceso.

Para Falconí es fundamental la protección de las víctimas y la comunidad educativa. Habrá cero tolerancia en los casos de abuso infantil y violación a los derechos de los niños, niñas y adolescentes. También se expidió otra reforma. Dispone que los agresores involucrados en casos de violencia sexual en los establecimientos serán suspendidos inmediatamente de sus funciones y separados.

Asimismo se iniciará el sumario sancionatorio correspondiente. El ministro Falconí confirmó a diario El Comercio que el Departamento de Comunicación seguirá siendo el canal para receptar pedidos de información, para los medios.

Fuente: El Comercio