Mauricio Claver-Carone, el principal asesor para las Américas de Donald Trump, dijo el pasado 29 de julio del 2020 en una entrevista a la agencia Reuters que la administración del presidente republicano prepara una iniciativa que busca incentivar a las empresas de EE.UU. a mudar sus fábricas de producción fuera de Asia.

El asesor de Donald Trump dijo que las primeras áreas potenciales en las que se enfocaría el proyecto son las de infraestructura, energía y transporte. Crédito: AFP.

Mauricio Claver-Carone, el principal asesor para las Américas de Donald Trump, dijo el pasado 29 de julio del 2020 en una entrevista a la agencia Reuters que la administración del presidente republicano prepara una iniciativa que busca incentivar a las empresas de EE.UU. a mudar sus fábricas de producción fuera de Asia.

El fin es que las fábricas se instalen en países de Latinoamérica y el Caribe así como en EE.UU. Según las declaraciones de Claver-Carone, el proyecto podría traer de vuelta al continente una inversión estimada entre USD 30 000 millones y USD 50 000 millones.

El asesor dijo que las primeras áreas potenciales en las que se enfocaría el proyecto son las de infraestructura, energía y transporte. 

Claver-Carone aseguró que el país norteamericano “esencialmente está creando una iniciativa ‘de vuelta a América'” que incluiría el retorno de algunas facilidades que se encuentran en China a EE.UU. y el establecimiento de otras en Latinoamérica y el Caribe.

El funcionario no dio mayores detalles sobre cuáles serán los incentivos y en qué consistirán. Pero el plan está alineado con la política de Trump que busca motivar a los estadounidenses a realizar sus compras en el mercado local. 

Según Claver-Carone, EE.UU. ya se encuentra en conversaciones con países de Latinoamérica y el Caribe con el fin de buscar su apoyo para atraer a inversionistas estadounidenses.

“La pandemia ayudó a convencer a las empresas estadounidenses que era tiempo de unirse a la iniciativa”, aseguró. El funcionario no dio nombres de las empresas que mudarían sus fábricas como parte del plan.

El fin de la iniciativa, añadió, no es hallar mano de obra barata, sino basarse en disposiciones destinadas a la protección de los trabajadores.

Esto como parte del acuerdo comercial entre EE.UU., México y Canadá que entró en vigencia en julio. El funcionario añadió que se necesita una mejora en la transparencia sobre los préstamos chinos en Latinoamérica, que superarían los USD 40 000 millones desde el 2015, según datos del Inter American Dialogue. 

Se refirió durante la entrevista particularmente a Ecuador y dijo que el país “no ha podido avanzar y se liberó de esa deuda injusta con China”. Según Reuters, el presidente Moreno “ha tratado de renegociar los términos de su deuda con China, que totalizó USD 6,5 000 millones en 2018″ Claver-Carone es abogado, nació en Miami y tiene 44 años.

Es conocido por su línea dura hacia países como Cuba- de donde tiene ascendencia-  y Venezuela. Actualmente es candidato a la presidencia del Bano Interamericano de Desarrollo. 

De ganar las elecciones, que serán en septiembre, se convertiría en el primer estadounidense en liderar el organismo, cuya sede está en Washington.

El BID es la principal institución financiera para el desarrollo de América Latina. El abogado aseguró contar con el apoyo público de 15 países de la región para ocupar la presidencia.

Además añadió que otros seis países, que no quiso nombrar, le han expresado su apoyo en privado. Sin embargo, su candidatura ha generado rechazo de algunos países latinoamericanos y exmandatarios, quienes han enviado cartas públicas en contra su postulación, dice Reuters.

Fuente: El Comercio – Nota Original : LINK