En una ceremonia realizada en la Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el viceprimer ministro de China, Liu He, firmaron este miércoles la primera fase del acuerdo comercial entre las dos principales potencias económicas del planeta.

estadosunidos-china
Crédito: Shutterstock

Trump calificó el acuerdo como “un paso trascendental” para un “futuro comercial justo y recíproco” entre EE.UU. y China. Por su lado, Liu leyó una carta del presidente Xi Jinping, quien destacó que la firma “es buena para China, para EE.UU. y para el mundo” y expresó su confianza en que las relaciones entre los dos países sea de mutua confianza y cooperación”.

En virtud del acuerdo, China aceptó importaciones adicionales de bienes estadounidenses por 200.000 millones de dólares en dos años. Esa cantidad incluye 32.000 millones de dólares en productos agrícolas y marinos, casi 78.000 millones de dólares en bienes como aeronaves, maquinaria y acero y 52.000 millones de dólares en productos del sector de energía.

Estados Unidos, por su parte, rebaja a la mitad, hasta el 7,5 por ciento, los aranceles impuestos a importaciones chinas por valor de USD 120.000 millones. Trump indicó que los aranceles se mantienen en vigor como elemento de “negociación” de cara a la segunda fase del pacto comercial y aseguró que el documento “corrige errores del pasado”. Agregó que el acuerdo “marcará un cambio radical en el comercio internacional”.

Fuente: El Telégrafo, nota original aquí: LINK