El Consejo de Participación decidió revisar lo actuado por el CPCCS Transitorio; por este motivo, el Ejecutivo, mediante la ministra del Interior, María Paula Romo, afirmó que no permitirán el desacato de los Consejeros.

maría-paula-romo-cpccs
María Paula Romo, secretaria de Gestión de la Política, expresó su rechazo a las resoluciones del CPCCS. Crédito: Twitter Política Ecuador

El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (CPCCS) tiene previsto revisar todo lo actuado por los miembros del transitorio, presidido por Julio César Trujillo, quien falleció el pasado 19 de mayo .

Para ello el primer paso es conformar una comisión que audite la designación de los nueve jueces de la Corte Constitucional (CC). Esta decisión tomada este miércoles 10 de julio, generó el rechazo del Ejecutivo y del Legislativo, que advirtieron con tomar acciones.

La ministra del Interior, María Paula Romo, afirmó que el CPCCS no puede echar abajo el proceso de institucionalización democrática que ha vivido Ecuador. Tampoco puede actuar en contra de una sentencia expresa de la CC, pues estaría cometiendo desacato.

Esta fue al dictamen interpretativo, del pasado 8 de mayo,, cuando se determinó que el CPCCS no puede revisar las decisiones tomadas en ejercicio de las atribuciones extraordinarias del organismo Transitorio.

Y advirtió que si el Consejo de Participación pretende desestabilizar al país, tendrá una respuesta política por parte del Gobierno.

La primera alerta de las intenciones del CPCCS llegó a la Asamblea el martes 9 de julio. En la tarde, los coordinadores de la bancada de mayoría para definir el juicio político al presidente del organismo, José Tuárez, y al consejero Walter Gómez.

La conclusión a la que llegaron es que Alianza País, CREO, Integración Nacional y Acción Democrática sumarían todos sus votos para consolidar el juicio y la censura contra los dos funcionarios.

En la víspera, el presidente de la Asamblea, César Litardo, junto con los coordinadores de los bloques de mayoría, dio un ultimátum al CPCCS. Dijo que estarán unidos para frenar cualquier intento de revertir las resoluciones del Consejo Transitorio y anticipó que ejercerán sus facultades de control político contra quienes avalen esas decisiones.

La mayoría también resolvió que dará su voto para el juicio político contra Tuárez y Gómez. Con ello el futuro de los consejeros estará casi definido porque la mayoría tiene 78 votos seguros y solo debe conseguir 71 para censurarlos.

Además, no descarta que las bancadas del Partido Social Cristiano– Madera de Guerrero (PSC-MG) y de Suma se unan al juicio. Por último, anticiparon que la próxima semana presentarán a la CC una solicitud para que apruebe el cambio de las facultades del CPCCS vía enmienda constitucional.

La propuesta es limitar su capacidad para elegir a las autoridades del control y judiciales del país, como lo permite la Constitución. Desde otras bancadas legislativas también apoyaron la advertencia al Consejo de Participación Ciudadana.

Vicente Taiano, del PSC-MG, explicó que no se puede tocar la decisión de la CC. “Eso sería imposible; si deciden algo en ese sentido queda abierta la puerta para un juicio político no solo contra Tuárez, sino también contra quien vote por esa medida”, recalcó.

Solamente la bancada de la Revolución Ciudadana (RC) no se adhirió. Lira Villalva, de la RC, sostuvo que los consejeros de Participación tienen la potestad para revisar las actuaciones del Consejo Transitorio y cuestionó el mensaje del Presidente de la Asamblea.

La vicepresidenta del CPCCS, Rosa Chalá, dijo que pretenden quitarlos del camino mediante una función del Estado, representada por organizaciones políticas.

Fuente: El Telégrafo – Nota Original: LINK