Compartir

Según el investigador y vocero de la Fundación Paz y Reconciliación, la ejecución del equipo de El Comercio habría ocurrido en suelo del país vecino.

El Telégrafo

Una investigación del experto colombiano Ariel Ávila revela que el operativo de las Fuerzas Armadas de Colombia habría sido el detonante de la muerte del equipo periodístico de diario El Comercio, secuestrado el pasado 26 de marzo.

De acuerdo con la información de Ávila, el Ejército colombiano estuvo muy cerca del campamento de “Guacho”, donde presumiblemente mantenía cautivos al periodista Javier Ortega, al fotógrafo Paúl Rivas y al conductor Efraín Segarra.

Los tres fueron secuestrados el lunes 26 de marzo en la comunidad fronteriza de Mataje. Ellos llegaron a la zona para realizar un reportaje de la violencia desencadenada por alias “Guacho”.

Mientras el Gobierno de Ecuador buscó una comunicación con el grupo disidente de las FARC para procurar su liberación, su par colombiano reaccionó con un operativo militar.

“Al parecer estuvieron a 400 metros cerca del campamento (de “Guacho”) y allí, en su huida, deciden (los narcos) acribillar a los periodistas y al conductor de El Comercio”, dijo Ávila a Ecuador TV.

Para el experto, otra de las pruebas es la forma en que fue asesinado el equipo de El Comercio. “Ajusticiados con tiros de gracia; un periodista, en la nuca, el otro en la sien y el otro intentando huir. Los masacraron”. Según Ávila, en esa acción militar colombiana “Guacho” aparentemente salió herido en una de sus piernas.

El criterio de Ávila también se respalda en el comunicado que envió el Frente Oliver Sinisterra el pasado 11 de abril. Allí responsabiliza de la muerte de los periodistas a los operativos que realizaban las fuerzas militares colombianas y ecuatorianas. No obstante, desde el lado ecuatoriano se informó que no se cumplió ningún tipo de operativo en la zona, para precautelar la seguridad de los tres plagiados, que finalmente fueron asesinados.