Compartir

Diego Fuentes, ministro del Interior encargado, en entrevista para Notimundo a la Carta con Hernán Higuera y Verónica Jarrín, indicó que el desalojo de las personas que se encontraban en las afueras del CNE, se debe a una función por parte de la Policía Nacional.

Diego Fuentes, ministro del Interior encargado, en entrevista para Notimundo a la Carta con Hernán Higuera y Verónica Jarrín, explicó el motivo del desalojo de las personas simpatizantes al Movimiento Creo, que se encontraban en las afueras del Consejo Nacional Electoral. Fuentes aseguró que es una función de la Policía Nacional y que la debe cumplir el Ministerio del Interior para garantizar el orden público. Dijo que por esa razón, desde este lunes 10 de abril, se inició con el procedimiento para regresar la tranquilidad en las afueras del CNE. Explicó que ya  el CNE entregó los resultados de los escrutinios a nivel nacional en todas las jurisdicciones, y manifestó que, “el argumento con el cual las personas que se estaban manifestando era una vigilia para esperar esos resultados”. Debido a que ya los resultados fueron entregados, no se puede permitir que se siga caotizando a la ciudad.

Fuentes aseguró que cualquier protesta que se quiera realizar, se lo debe hacer a través de los canales y mecanismos institucionales y comentó que las manifestaciones en el CNE causaron molestias a quienes viven cerca de la institución así como a comercios que, recién a partir del desalojo, pudieron volver a la normalidad. Para el desalojo estuvieron aproximadamente 300 a 350 policías para desmontar todo lo que estaba ahí, como las carpas. Negó, además, que hayan desaparecido los donativos y bienes que se encontraban ahí. “Están a disposición, totalmente fotografiados e inventariados para que los ciudadanos que sean propietarios puedan reclamarlos”.

Aclaró que el trabajo se lo hizo en horas de la madrugada para de esta manera garantizar el orden público, ya que si es que se lo hacía en la mañana, se pudo haber producido manifestaciones agresivas. Dijo además que las protestas descontroladas no contribuyen a la democracia y que ya no se puede continuar con estas manifestaciones que han estado por dos semanas. Del mismo modo aseguró que este proceso electoral fue transparente y dijo que, si es que la oposición quiere reclamar, se lo debe hacer por las vías adecuadas. El saldo de la protesta fue 5 policías heridos, 9 detenidos, además, de la caotización de Quito.